Superado el covid-19, veremos un comercio electrónico más fortalecido



El viceministro TIC anuncia Conpes sobre comercio electrónico. Expertos dieron a conocer los retos, oportunidades y nuevas tendencias de consumo por el coronavirus.

 
Bogotá, 22 de mayo de 2020 (AmCham Colombia).- El viceministro de Economía Digital, Germán Rueda, aseguró que el comercio electrónico es una de las tablas de salvación para las empresas durante la crisis económica originada por el covid-19, aunque con varios aspectos que deben mejorar para un mayor aprovechamiento de las herramientas digitales.

“Aunque diversas compañías se han visto obligadas en los últimos meses a replantear sus negocios para tratar de sobrevivir, adaptarse y estar listas para cuando salgan de la crisis, superada esta coyuntura vamos a ver un comercio electrónico más fortalecido”, dijo el viceministro Rueda durante el conversatorio “E-commerce, la salida para la recuperación comercial”, organizado por AmCham Colombia y la participación de la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico, KPMG y Google al que se conectaron más de 150 empresarios.

El funcionario señaló que históricamente el país no había aprovechado el comercio electrónico por barreras culturales, tanto de parte de las empresas como del consumidor, que todavía no se siente seguro.

“Desde las empresas hay un entendimiento de la importancia del comercio electrónico, pero aún tenemos mucho que hacer frente al desarrollo del talento, el conocimiento de las herramientas y el proceso de transformación para poder ofrecer bienes y servicios de modo virtual, ya que una de las grandes barreras es que muchas de las compañías no están preparadas para desarrollar, rápidamente, la creación de nuevos canales”, puntualizó el viceministro.

En cuanto al acceso, enfatizó que es un reto macro que tiene Colombia, en el cual se viene trabajando desde el año pasado y uno de los grandes logros fue la ley de modernización del sector TIC.

“El año pasado logramos habilitar mil zonas digitales en todas las regiones y este año buscamos ofrecer 10 mil nuevos puntos en diferentes zonas del país. También, tenemos una gran oferta en cuanto a educación gratuita para que las empresas puedan adquirir esas habilidades y construir su presencia en línea, centros de transformación digital empresarial, programas como el Plan de Digitalización Mipyme desarrollado en alianza con la OEA, y diferentes convocatorias a las que puede acceder a través de www.mintic.gov.co”, expresó.

Respecto a la creación de políticas públicas orientadas al fortalecimiento del e-commerce dijo que se prepara un documento Conpes que “formulará una política nacional de comercio electrónico y buscará atacar las actuales barreras al comercio”.

Redes sociales convierten las interacciones en transacciones

María Fernanda Quiñones, presidenta ejecutiva de la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico (CCCE), lanzó un mensaje a los empresarios para adaptar, priorizar y agilizar el comercio electrónico dentro de todas las compañías, sin importar su tamaño. “Desde la CCCE, creemos que es importante apropiar este tipo de conocimiento en la pequeña y mediana empresa, la crisis lo pone sobre la mesa y es la forma de irrigar el e-commerce en todas las actividades de la economía nacional. Por eso, hemos estructurado un programa de reactivación empresarial para las pequeñas y medianas empresas, que contempla la visual del comercio electrónico como un ecosistema en el que hay diferentes alternativas para las determinadas iniciativas económicas que se puedan tener”.

También explicó que para que se logren ventas en línea se requiere un proceso de marketing digital apropiado, que implica inversión de parte de las empresas. Así mismo, recordó que el comercio debe abordarse como un sistema completo y no como la única asociación de tienda online. “Debemos entender que hay muchos modelos de negocio que se pueden ajustar a las necesidades de las empresas, como las economías colaborativas”, asegurando que, si se entiende este comercio con toda la perspectiva de cadena de valor, que ya tiene, la venta online será exitosa.

Crecimiento incipiente con grandes oportunidades

Respecto a la actual emergencia sanitaria y en línea con este modelo de negocio, Quiñones afirmó que el avance del comercio electrónico necesita articular diferentes eslabones para poder tener un crecimiento sostenible y lograr un avance que le permita una participación importante en la economía, brindando, además, un aporte importante a la cadena exportadora.

Destacó la gran oportunidad que este mercado supone ya que “esta coyuntura sitúa al e-commerce como un balanceador de los intereses en juego porque permite la implementación de las medidas de protección social, pero, a su vez, permite mantener unos flujos comerciales vigentes”.

La logística sigue siendo el reto

Para Juan Restrepo, Head of Retail, Tech and Apps Industries en Google, la pandemia hizo que muchos consumidores se conectaran por primera vez con plataformas de comercio electrónico, sin embargo, muchos de los grandes jugadores no estaban preparados para generar experiencias en dispositivos móviles por lo que hay que priorizar los esfuerzos en este segmento porque muchos de los usuarios están accediendo a través de estos.

“Así mismo, por la condición geográfica y topográfica del país, la logística es un tema que no deja de ser complejo a nivel nacional, eso hace que la experiencia de usuario se vea afectada y que los tiempos y plazos de entrega a veces sean muy largos y, por ende, el consumidor prefiera algunas veces acercarse a la tienda física”, señaló Restrepo.

En este sentido, Guillermo Jaramillo, socio líder de Consultoría e Innovación en KPMG Colombia, coincidió en que, hay una gran sobreoferta de plataformas tecnológicas de e-commerce, pero existe un desequilibrio en los temas operacionales, según encuestas hechas por la compañía en los dos últimos meses.

Por esto, considera que el Conpes de e-commerce debería incluir una desregularización y despenalización ordenada del modelo de economía circular que hoy tienen las empresas de logística uno a uno. “Estamos viendo que en esta época de covid-19 se ha hecho necesario que esas compañías aumenten su volumen de operarios para poder hacer la repartición de los paquetes, por lo que, la norma va un poco atrás de la realidad”, afirmó.

Jaramillo hizo énfasis en que los modelos operacionales de logística son lo más importante para el desempeño del comercio electrónico en el país y si una empresa no tiene su modelo operacional totalmente orquestado con su modelo logístico, no funcionará óptimamente el comercio electrónico, resaltando que, tanto el Gobierno Nacional como las empresas de e-commerce deben hacer un esfuerzo conjunto para entender las reglas con las cuales van a hacer esa logística.

Nuevas tendencias de consumo por el covid-19

En cuanto a las tendencias de consumo que se están viendo a raíz de la actual coyuntura, Restrepo aseguró que, la gente se está volcando hacia las consultas médicas en línea, por lo que se presenta una oportunidad para hacer e-commerce en el sector de la telemedicina. “En el caso particular del retail, hay muchas búsquedas a través de Google en torno al trabajo en casa, equipamiento para hacer ejercicio en el hogar y, adicionalmente, una categoría que se disparó y antes del covid-19 no se utilizaba tanto es las compras del hogar, entre ellas las compras de aseo, de alimentos y todo lo que tiene que ver con abarrotes, y creemos que muchas de estas compras llegaron para quedarse”. 

Al respecto, Jaramillo destacó que, estudios globales recientes de KPMG han reflejado la especialización de la industria manufacturera en función de los textiles, donde Colombia se está volviendo una potencia en creación de productos de bioseguridad. “Países como Colombia, Egipto, India, Bangladesh y Vietnam, donde hay una gran cultura de la confección, se están volviendo potencias en temas de bioseguridad y, a su vez, de diseño de catálogos digitales para sus e-commerce de business to business. Otra de las tendencias es el consumo de productos y servicios asociados al teletrabajo, de hecho, sabemos de tres compañías colombianas que, en los últimos tres meses, han recibido financiamiento de grandes fondos internacionales porque han creado herramientas de este estilo”.