Tecnología, aliada para impulsar la inclusión y el trabajo colaborativo en la niñez




Mediante el proyecto Co.Lab, la compañía Red Hat motiva a niños y jóvenes a conocer los principios del open source, y los inspira a usarlo para desarrollar nuevas ideas y ser agentes de cambio en sus comunidades.

Bogotá, 13 de abril de 2021 (AmCham Colombia).- Hoy, promover la equidad y la inclusión no es una tarea exclusiva del sector privado. Por eso, la compañía Red Hat, a través de su proyecto Co.Lab, trabaja para introducir a la niñez en el mundo de la tecnología e inspirarla a usar el poder de la colaboración, la transparencia y la diversidad en beneficio de sus comunidades. 

“El objetivo de Co.Lab es acercar a niños y jóvenes a los principios del open source (código abierto) y el trabajo colaborativo mediante experimentos, charlas y workshops, basados en metodologías abiertas que son parte clave de la educación STEAM”, explicó Consuelo Madrigal, Brand and Design Manager para Latinoamérica de Red Hat, durante su intervención en la Cumbre Empresarial de Liderazgo Femenino y Transformación Digital, organizada por la Cámara de Comercio Colombo Americana, AmCham Colombia.  

De acuerdo con Madrigal, uno de los grandes colaboradores que tiene la comunidad de Co.Lab está en Colombia y es la Corporación Fabrilab, una entidad sin fines de lucro que desarrolla tecnología de rehabilitación para niños.  

“Todo partió en 2017, en el Red Had Forum que desarrollamos en Bogotá, al cual invitamos a Fabrilab a contar su historia. Desde entonces, empezamos a construir esta relación en la que hemos trabajado en conjunto y donde Co.Lab encontró en esta organización a uno de sus mejores partners”, destacó la gerente de Marca de Red Hat. 

Fabrilab, los superhéroes colombianos de los niños con prótesis 

Fabrilab es una corporación colombiana que desarrolla soluciones tecnológicas en salud de fácil acceso, específicamente prótesis en miembro superior para niños. A la fecha, ha entregado alrededor de 300 dispositivos protésicos, de forma gratuita, a niños de Colombia, México, Perú, Chile, Panamá, Brasil y Venezuela. 

“Cuando iniciamos con este proyecto nos dimos cuenta de que las prótesis que los niños reciben por parte del sistema de salud no estaban diseñadas acorde a sus necesidades, entonces, nos dimos a la tarea de crear dispositivos que fueran funcionales para ellos, con diseño anatómico, impresos en 3D y personalizados con sus superhéroes, princesas o personajes favoritos”, explicó Antonio Pulido, cofundador de Fabrilab. 

No obstante, la misión de esta Corporación va más allá de entregar prótesis, ya que está aliada con instituciones de salud y académicas para desarrollar protocolos de intervención que ayuden a los niños a adaptarse mejor a sus actividades diarias. Asimismo, trabaja para que los infantes, beneficiarios de las prótesis con tecnología Fabrilab, accedan a conocimiento en diversos campos. 

“Lo que buscamos es que las prótesis, aparte de ser dispositivos que ayuden a los niños a mejorar su calidad de vida, también sean un instrumento que les permita interactuar con la tecnología, la ingeniería, la ciencia, las matemáticas y las artes, para que se despierte su curiosidad en estos temas y, a futuro, ellos quieran ser agentes de cambios para sus propios comunidades”, enfatizó el cofundador de Fabrilab. 

Pulido agregó que, el desarrollo de los dispositivos protésicos y las demás acciones que adelanta la Corporación son posibles gracias a los aportes de personas naturales y organizaciones como Red Hat que se identifican con su misión. “Para Fabrilab, que las compañías se vinculen a nuestros proyectos, por medio de su gestión de Responsabilidad Social Empresarial, es muy valioso y nos permite continuar con nuestra labor”.