Ayudas estatales desatan desempleo voluntario en Estados Unidos




Algunos subsidios del Gobierno a los trabajadores en el país son iguales o superiores al salario mínimo, lo que impulsó el ‘desempleo voluntario’.

Bogotá 10 de agosto 2021 (Portafolio)– La economía de Estados Unidos enfrenta un fenómeno de desempleo voluntario que tiene paralizados a algunos sectores por la escasez de mano de obra. Esta situación es generada principalmente por las ayudas que el Gobierno viene entregando a los hogares para compensar los efectos negativos de la pandemia, lo que hace que quienes devengan el salario mínimo nacional reciben más o igual dinero por concepto de subsidios si se quedan en la casa que si deciden salir a trabajar

En 2021, las empresas industriales, construcción, obras públicas, agricultura, bares, restaurantes, transporte, jardinería y vigilancia, al igual que de labores domésticas, entre otras, se han visto afectadas porque no encuentran personal, pues quienes realizan este tipo de trabajos prefieren quedarse en la casa y vivir de las ayudas estatales.

En EE. UU., a quienes perdieron el empleo les llegan ayudas por US$600 quincenales (US$1.200 al mes). A ello se suman otros apoyos como el Social Segurity de US$350 quincenales. También han llegado del Gobierno recursos por US$2.000 en dos oportunidades y US$1.200 en una ocasión.

Esto significa que un desempleado por la pandemia recibió en un momento dado hasta US$1.900 al mes, es decir, igual o más de lo que devenga cuando labora con el salario mínimo, lo que ha generado una oleada de conformismo entre quienes trabajan legalmente en oficios domésticos y operativos.

Y, en estados como Florida, los hogares recibieron un cheque de US$500 por cada hijo, para gastos de alimentación. En cada región, los gobernantes locales han decretado subsidios para mitigar los impactos.

La escasez de mano de obra también se ha agudizado debido al despegue de la economía, lo que aumenta la demanda de personal de las empresas. En el segundo trimestre, el PIB creció 1,6%, en tanto que la variación interanual fue 12,2%.

La falta de mano de obra no se sintió mientras el país estuvo en aislamiento, pero una vez se reabrieron todas las actividades, los empresarios se enfrentaron al déficit de personal, especialmente en lo relacionado con oficios no calificados.

La tasa de desempleo también muestra un descenso. En julio del 2020 era de 10,2% mientras que en julio de 2021 se ubicó en 5,4%, pero podría ser inferior si quienes perdieron el empleo por la pandemia regresaran a sus labores.

Este fenómeno, que técnicamente se denomina ‘desempleo voluntario’ ha disparado los salarios, lo que aumenta el atractivo de los habitantes de otras partes del mundo por lograr el ‘sueño americano’.

Actualmente, el salario mínimo en EE. UU. es de US$15 la hora para personal federal, según decreto firmado por el presidente Joe Biden en abril pasado. El año pasado era US$7,65.

Publicado en Portafolio, disponible aquí