Compradores de bonos de mercados emergentes están de vuelta en las negociaciones



El optimismo en los próximos días puede extender los avances de las últimas dos semanas, debido a una posible vacuna.


Martes 21 de Abril de 2020 (La República) – 
La ausencia de malas noticias puede ser suficiente para mantener a los mercados emergentes en camino de un repunte, incluso si muchas economías en desarrollo permanecen en cierres forzados por una pandemia. Es probable que los bonos de alto rendimiento se encuentren entre los favoritos de los inversores.

El optimismo en los próximos días puede extender los avances de las últimas dos semanas, estimulado por la esperanza el viernes de un tratamiento para el coronavirus y la perspectiva de una reapertura escalonada de la economía estadounidense. Los operadores de opciones también están apostando a que lo peor de la desbandada puede haber pasado. El índice de volatilidad implícita de monedas de los mercados emergentes de JPMorgan Chase & Co ha disminuido desde el pico de nueve años alcanzado hace un mes después de un diluvio de estímulos de los bancos centrales.

“La historia sugiere que los inversores de los mercados emergentes probablemente tendrán uno de sus mejores periodos de seis a 12 meses en una década a partir de aquí, aunque será un viaje muy accidentado y psicológicamente incómodo”, asegura Morgan Harting, administrador de dinero en AllianceBernstein, en Nueva York. “Vemos una serie de emisiones que ofrecen rendimientos similares a la renta variable y rendimientos extremadamente altos a precios que creemos que están muy por debajo de los valores de recuperación en caso de incumplimiento”.

Harting se encuentra entre un coro creciente de inversores que se vuelven más optimistas sobre los mercados emergentes. Aviva Investors Global Services dice que es hora de volverse selectivo sobre los bonos de las economías en desarrollo, mientras gira hacia las naciones donde los formuladores de política tienen margen de estímulo, respaldados por niveles de deuda manejables y mayores reservas de divisas. AllianceBernstein, que administra US$542.000 millones, favorece los bonos de mayor rendimiento en las economías en desarrollo.

A pesar de todo el optimismo, las perspectivas para las monedas están lejos de ser seguras. Mientras que el índice MSCI de acciones subió 1,5% y el de bonos subió 1,3% la semana pasada, el de monedas bajó cuando el dólar estadounidense encontró un nuevo apoyo. Un estudio de Bloomberg de los eventos que siguieron a la crisis financiera mundial de 2008 halló que los inversores probablemente se centrarán en el valor, lo que significa que el peso mexicano y el real brasileño liderarán la próxima etapa de la recuperación.

El rublo ha tenido un rendimiento superior este mes, incluso cuando el petróleo se ha desplomado, ya que los inversores en bonos regresan a la deuda del gobierno ruso en medio de las expectativas de que el banco central reanudará la flexibilización monetaria el viernes. Sin embargo, la moneda sigue siendo vulnerable y cayó el lunes cuando el petróleo extendió las pérdidas.

La lira turca ha estado entre los mayores perdedores desde finales de marzo. Los operadores de opciones son los más bajistas sobre la lira desde septiembre de 2018, bajo la especulación que otro recorte de tasas el miércoles enviará las tasas de interés reales de Turquía por debajo de cero.

Publicado en La República, disponible aquí.