AmCham Colombia, Cámara de Comercio Colombo Americana

Demócratas ponen el Obamacare en centro de debate sobre Corte Suprema



Este lunes arrancaron las audiencias de confirmación de la jueza conservadora Amy Coney Barret. 

Bogotá, 13 de octubre de 2020 (El Tiempo)-. Con el propósito de movilizar a los estadounidenses a 22 días de las elecciones, los demócratas pusieron este lunes el futuro de la reforma sanitaria del expresidente Barack Obama, conocida como ‘Obamacare’, en el centro del debate sobre la Corte Suprema.

El objetivo fue huir de los ataques personales contra Amy Coney Barrett, nominada para el alto tribunal por el presidente de EE. UU., Donald Trump, y centrarse en la reforma sanitaria de Obama con el fin de recordar a los votantes lo que está en juego en los comicios.

Durante la primera audiencia en el Senado para evaluar la candidatura de Barrett, los demócratas, uno tras otro, mostraron fotos de sus constituyentes y narraron cómo el fin de ‘Obamacare’ podría afectarles, especialmente durante la pandemia.

El senador Patrick Leahy consideró que Barrett supone una amenaza inminente, ya que el 10 de noviembre, justo después de las elecciones, la Corte Suprema celebrará una audiencia para decidir sobre el futuro de la cobertura sanitaria para millones de ciudadanos.

Barrett ha expresado en el pasado su rechazo a la reforma sanitaria de Obama. En 2017 publicó un ensayo en el que criticaba el fallo a favor de la ley que dictó en 2012 el presidente de la Corte Suprema, John Roberts, nominado por el mandatario republicano George W. Bush (2001-2009).

Desde su aprobación hace una década, el Partido Republicano ha intentado derogar la ley por la vía judicial ante la Corte Suprema y también en el Congreso.

Trump urgió acelerar el proceso para confirmar a Barrett antes de noviembre. Los republicanos del Senado ocupan 53 de los 100 escaños del Senado y, por tanto, tienen una mayoría para confirmar a Barrett, algo que se prevé que ocurra a finales de octubre en un voto en el pleno.

En su discurso inicial, Barrett abogó por una Corte Suprema independiente y prometió que analizará las leyes “como están escritas”, es decir, siguiendo una doctrina legal que interpreta la Constitución de manera literal y sin tener en cuenta los cambios sociales de las últimas décadas.

De ser elegida, Barrett llenaría la vacante dejada en la corte por la fallecida jueza liberal Ruth Bader Ginsburg. Católica practicante y madre de siete hijos, la conservadora Barrett es bien vista por los cristianos tradicionalistas, con quienes comparte valores como la oposición al aborto.

Publicado en El Tiempo, disponible aquí