Desempleo en EE. UU. recupera sus niveles prepandemia y llega a 3,5% en julio




AmCham Colombia presenta una nueva edición del Observatorio Estados Unidos, una actualización semanal sobre las noticias e información más relevantes con respecto a la economía y comercio de este país. 

Bogotá, 9 de agosto de 2022 (AmCham Colombia). – La tasa de desempleo en Estados Unidos disminuyó a 3,5% en lo corrido de julio, luego de ubicarse por cuatro meses consecutivos en 3,6%, el menor registro desde la pandemia del covid-19, de acuerdo con el Departamento de Trabajo. Además, el resultado destacó por el incremento más de lo esperado de los nuevos puestos de trabajo y el retorno del mercado laboral a los niveles prepandemia de febrero de 2020.

A lo largo de julio se crearon 528.000 empleos, una cifra por encima del promedio mensual de 388.000 en los últimos cuatro meses y superando la estimación de 250.000 realizada por economistas encuestados por Bloomberg. Entretanto, los nuevos puestos de trabajo han incorporado a 22 millones de estadounidenses desde su nivel más bajo en abril de 2020, recuperándose a su registro prepandemia y presentando 629.000 nóminas privadas adicionales.

Entre las divisiones económicas que más aportaron al crecimiento del empleo en julio, se encuentran ocio y hotelería (+96.000); servicios profesionales y empresariales (+89.000); atención médica (+70.000); gobierno (+57.000); y construcción (+32.000), cada uno. Lo anterior sumado al dinamismo positivo que observaron otros segmentos productivos, tales como manufactura, asistencia social, comercio minorista, transporte y almacenamiento, respectivamente.

La remuneración promedio por hora de los trabajadores contratados empresas privadas subió hasta los US$ 32,27 en julio, lo equivalente a un aumento mensual de 15 centavos con respecto al dato revisado de US$32,12 reportado para junio. En cuanto a variación anual, los salarios promedio por hora se han intensificado un 5,3%, con mayor remuneración en sectores económicos relacionados con servicios públicos, información, servicios financieros y servicios profesionales y empresariales.

El descenso en el número de desempleados a 5,7 millones de personas y la caída en la tasa de desocupación a 3,5% supone una recuperación frente al período prepandemia de febrero de 2020, cuando la economía norteamericana no estaba bajo el impacto de la crisis de salud pública. En consecuencia, el robustecimiento del mercado laboral brinda un margen de respuesta más amplio a la Reserva Federal para elevar las tasas de interés a fin de anclar las expectativas de inflación en torno a la meta de largo plazo de 2%.

Manufactura resiente descenso en el número de pedidos

El Institute For Suply Management reveló una disminución en el indicador ISM PMI Manufacturero para julio hasta 52,8%, lo correspondiente a una reducción de 0,2 puntos porcentuales con referencia a la lectura de 53% reportada para junio. Al respecto, el resultado destacó como su nivel más bajo desde junio de 2022 y estuvo caracterizado por los menores niveles de producción, la desaceleración del número de pedidos y la mayor acumulación de inventarios en la actividad industrial.

Aunque el balance mensual es superior al umbral de 50%, que denota un período de expansión por vigésimo sexto mes consecutivo, la tendencia a la baja en el indicador augura menores perspectivas para el sector fabril estadounidense en los próximos meses. Entretanto, la medición de producción también cayó y llegó a su nivel más bajo en dos años, descendiendo 1,4 puntos porcentuales hasta 53,5% en julio, una lectura que contrasta con el 54,9% registrado para junio.

Paralelamente, el índice de nuevos pedidos se contrajo por segundo mes consecutivo en julio, pasando del 49,2% de junio a 48%, sugiriendo un menor impulso de la demanda en lo corrido de los dos últimos meses al no superar el umbral de crecimiento de 50%. Por el lado de los inventarios, el indicador ascendió a 57,3% en julio, situándose 1,3 puntos porcentuales por encima del dato de 56% de junio, lo que una vez más refuerza el menor dinamismo del gasto del consumidor.

Al cierre de julio, las industrias que más crecieron fueron, en su orden, prendas de vestir, cueros y afines; productos minerales no metálicos; productos petrolíferos y del carbón; imprenta y actividades relacionadas; productos informáticos y electrónicos; equipos de transporte; maquinaria; fábricas textiles; metales primarios; productos de plástico y caucho; y equipos, aparatos y componentes eléctricos, respectivamente.

Servicios toman fuerza en lo corrido de julio

La actividad económica de los servicios en Estados Unidos observó un período de expansión por vigésimo sexto mes consecutivo en julio, luego de que el Índice ISM PMI Servicios ascendiera a 56,7%, acuerdo con el Institute For Suply Management. En este sentido, el balance mensual se ubicó 1,4 puntos porcentuales por encima de la revisión de 55,3% realizada para junio y revirtió las expectativas de analistas económicos consultados por Bloomberg sobre una contracción en el indicador hasta 53,5%.

A diferencia de la manufactura, el índice de nuevos pedidos impulsó el dinamismo económico al situarse en 59,9% en julio, un dato 4,3 puntos porcentuales superior a la medición de 55,6% registrada para junio. Bajo este panorama, la economía norteamericana estaría experimentando una fase de transición en los patrones de consumo de los estadounidenses, en especial un mayor traslado del gasto del consumidor desde los bienes hacia los servicios.

Mientras tanto, el indicador de actividad empresarial mejoró hasta 59,9% en julio, lo correspondiente a un aumento de 3,8 puntos porcentuales con referencia a la cifra de 56,1% notificada para el cierre junio. De otro lado, el índice de precios descendió a 72,3%, una contracción de 7,8 puntos porcentuales frente al nivel de 80,1% reportado para junio, lo que supone una señal positiva para la política económica en su objetivo de reducir la inflación de su máximo en cuatro décadas.

Por último, en julio los segmentos de servicios que más intensificaron su actividad económica fueron, en su orden, minería; operaciones inmobiliarias, alquileres y arrendamiento; administración pública; gestión empresarial y servicios de apoyo; construcción; educación; servicios varios; servicios públicos; servicios profesionales, científicos y técnicos; asistencia sanitaria y social; transporte y almacenamiento; comercio mayorista; y sector de la información, cada uno.