Economía estadounidense se contrae nuevamente y cae 0,9% en el segundo trimestre de 2022 




AmCham Colombia presenta una nueva edición del Observatorio Estados Unidos, una actualización semanal sobre las noticias e información más relevantes con respecto a la economía y comercio de este país.  

Bogotá, 2 de agosto de 2022 (AmCham Colombia). – La actividad económica de Estados Unidos reportó una contracción de 0,9% en el segundo trimestre de 2022, contrastando con el dato de -1,6% registrado para el primer trimestre del año, según la Oficina de Análisis Económico. Este resultado reconfigura el panorama económico luego de intensificar los temores de recesión ante el cumplimiento del requisito técnico de dos trimestres consecutivos con tasas de crecimiento negativas.  

La desaceleración en el Producto Interno Bruto (PIB) se dio bajo un contexto caracterizado por las constantes presiones inflacionarias, disrupciones en las cadenas de suministro, e intensificación de las tensiones geopolíticas en la región Este de Europa. Del lado de las expectativas del mercado, el balance trimestral se ubicó por debajo de la previsión de 0,5% realizada por analistas económicos consultados por Bloomberg. 

En el transcurso del segundo trimestre, el menor impulso en la actividad económica se observó principalmente en la caída de la inversión fija residencial (-14%); gasto del gobierno federal (-3,2%); gasto del gobiernos estatales y locales (-1,2%); e inversión fija no residencial (-0,1%). Aun así, el indicador de consumo, comprendido en el indicador de gastos de consumo personal, logró aumentar a un ritmo anual de 1%, una señal de resiliencia de la demanda pese al encarecimiento del costo de vida en los últimos meses.   

Si bien la consecución de dos trimestres de crecimiento negativo suponen una recesión técnica, es importante resaltar que este informe entregado por la Oficina de Análisis Económico trata de una estimación preliminar y está sujeta a eventuales cambios en sus siguientes dos revisiones. Mientras tanto, la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, ha asegurado que la definición formal de una recesión comprende diversos factores y va más allá de simplemente la consolidación de dos trimestres con crecimiento negativo.  

De otro lado, el presidente Joe Biden ha reiterado su apoyo al proyecto de Ley de Reducción de la Inflación de 2022, el cual está encaminado a recortar el déficit fiscal, reducir costos del cuidado de la salud, abordar la crisis climática y promover la seguridad energética. Bajo esta perspectiva, se busca inyectar US$ 370.000 millones a la economía mediante créditos fiscales para la promoción de energías limpias, comprendiendo incentivos para la producción de paneles solares, turbinas eólicas, baterías y procesamiento de materiales críticos. 

Reserva Federal vuelve a subir tasas en 75 puntos básicos  

La Reserva Federal dio a conocer un nuevo incremento de 75 puntos básicos en los tipos de interés, situando el rango de intervención entre 2,25% y 2,5%, como resultado del crecimiento acelerado de la inflación en los últimos meses. El consenso de la autoridad monetaria se consolidó como la mayor alza consecutiva en décadas y tuvo como base el crecimiento acelerado de la inflación y los desequilibrios entre la oferta y la demanda relacionados con la pandemia del covid-19.  

En su comunicado de prensa, la Fed dio a conocer que la economía estadounidense continúa presentando señales de resiliencia en el mercado laboral, como consecuencia de un aumento significativo en los puestos de trabajo y bajos niveles de desocupación. No obstante, hubo énfasis en los esfuerzos del banco central por encaminar el desarrollo de la política monetaria alrededor del objetivo de largo plazo de máximo nivel de empleo e inflación del 2%.   

Además, el Comité Federal de Mercado Abierto reiteró su intervención en las tenencias de bonos del Tesoro y valores respaldados por hipotecas, la cual inició en junio con un ritmo inicial mensual combinado de US$47.500 millones, el cual llegará hasta los US$ 95.000 millones en septiembre. Mientras tanto, se destacó que el aparato productivo todavía sigue luchando contra la tendencia alcista en los precios relacionados con la energía, los alimentos y las materias primas en lo corrido del año.  

En cuanto a las tensiones geopolíticas entre Rusia y Ucrania se informó que está causando mayores presiones inflacionarias en el nivel general de precios, lo cual tendrá un efecto colateral en el desarrollo de la actividad económica a nivel mundial. Sobre este particular, se mencionó que la economía norteamericana ha comenzado a observar un suavizamiento en los indicadores recientes de gasto y producción, siendo un elemento que la Reserva Federal estará examinando minuciosamente.  

De otro lado, la determinación de la Fed destaca como la primera vez en décadas en que se elevan de manera consecutiva las tasas de interés en 75 puntos básicos como parte de su estrategia para contener el deterioro en el poder adquisitivo de los consumidores. En este sentido, el endurecimiento de la política monetaria irá incidiendo en mayores costos asociados al financiamiento, en especial bienes durables como viviendas, automóviles y electrodomésticos.