EE. UU. acogerá a 125.000 refugiados en 2022, el doble que este año




El anuncio se produjo cuando Washington está tratando de ayudar a miles de personas que trabajaron para las fuerzas estadounidenses en Afganistán a huir del país y reasentarse en Estados Unidos.

Bogotá 21 de septiembre (Revista Semana)- El gobierno de Joe Biden anunció el lunes que Estados Unidos acogerá a 125.000 refugiados en 2022, el doble que este año, en medio de fuertes presiones por la llegada de migrantes de Centroamérica y Haití y otros que huyen de países como Afganistán.

Biden generó polémica en abril al negarse en principio a aumentar el límite de 15.000 refugiados decidido por su predecesor, Donald Trump.

El multimillonario republicano había hecho de la lucha contra la inmigración ilegal una de las señas de identidad de su presidencia.

Ante las críticas de su campo demócrata, Biden elevó entonces este límite en mayo a 62.500 personas que pueden establecerse en territorio estadounidense con estatus de refugiado en 2021.

Para el año fiscal 2022, la cifra ascenderá a 125.000.

“Hoy, el Departamento de Estado reafirma nuestro compromiso con la recepción de refugiados de acuerdo con nuestra larga tradición de brindar un refugio seguro y una oportunidad a las personas que huyen de la persecución”, dijo el portavoz, Ned Price.

“Con el mundo enfrentando un desplazamiento global y necesidades humanitarias sin precedentes, Estados Unidos está comprometido a liderar los esfuerzos para brindar protección y promover soluciones duraderas a las crisis humanitarias”, añadió en un comunicado.

El anuncio se produjo cuando Washington está tratando de ayudar a miles de personas que trabajaron para las fuerzas estadounidenses en Afganistán a huir del país y reasentarse en Estados Unidos.

Algunos de ellos podrían entrar bajo el programa de refugiados y otros bajo otro programa de “visas especiales de inmigrante”.

El anuncio ocurrió cuando las autoridades estadounidenses repatrian a miles de migrantes que han cruzado la frontera de Estados Unidos desde México, y se han instalado en Del Río, Texas, en las últimas semanas.

Muchos son haitianos que han huido de la inestabilidad política, terremotos, huracanes y la inseguridad.

Investigación por denuncias de maltrato

El secretario de Seguridad Interior, Alejandro Mayorkas, dijo el lunes que se investigarán las denuncias de maltrato a los haitianos por parte de policías montados en la frontera de Texas con México.

Mayorkas dijo que agentes a caballo trataban de manejar el flujo de miles de migrantes que cruzaban el Río Grande desde México hacia las cercanías de Del Río en Texas.

Imágenes del fotógrafo de AFP Paul Ratje y videos divulgados en redes sociales mostraron a policías montados agitando sus riendas para que los migrantes desistieran de cruzar el río.

Ratje dijo que muchos haitianos trataban de cruzar el río una y otra vez para obtener comida para sus familias y eran bloqueados por los caballos.

“Muchos comenzaron a correr para intentar escapar de los jinetes y uno de los de los agentes fotografiados tomó a uno de la camisa y lo volteó mientras el caballo trotaba en círculos”, dijo Ratje sobre una de las fotos.

Muchas personas dijeron en la web que las imágenes les recordaban los tiempos en que la policía montada o guardias de prisiones azotaban a latigazos a los afroamericanos.

“Vamos a investigar los hechos para verificar la situación y así entenderla”, dijo Mayorkas a periodistas.

“Si hay algo diferente, responderemos de la forma adecuada”, dijo.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo haber visto las filmaciones.

“No tengo todo el contexto”, dijo. “No imagino en qué contexto eso sería apropiado. Es horrible de ver”, dijo.

La controversia estalló cuando el servicio de vigilancia fronteriza de Estados Unidos sigue batallando contra el masivo flujo de migrantes que buscan entrar ilegalmente, la mayoría de ellos haitianos.

Los migrantes se convirtieron en una crisis para el gobierno de Biden.

Hablando en Del Río, Mayorkas dijo que los haitianos estaban recibiendo información falsa sobre cómo establecerse en Estados Unidos.

Dijo que el Gobierno aumentará los vuelos de repatriación para haitianos y que las autoridades estadounidenses consideran seguro devolverlos a su país.

Los haitianos, dijo Mayorkas, han sido informados erróneamente que pueden quedarse en Estados Unidos como refugiados bajo el “Estatuto Temporal de Protección” (TPS) debido a la agitación política en Haití y el reciente terremoto que lo devastó.

“Estamos muy preocupados porque haitianos que emprenden este camino de migración irregular estén recibiendo la falsa información de que la frontera está abierta o que el estatuto de protección temporal está disponible”, dijo Mayorkas.

“Hemos reiterado que nuestras fronteras no están abiertas y que la gente no debería emprender ese peligroso viaje”, dijo. “Si usted entra ilegalmente a Estados Unidos, será devuelto”, sintetizó.

El TPS ha estado disponible durante años para los haitianos que quedaron en Estados Unidos tras el devastador terremoto de 2010.

Tras el agravamiento de la crisis política por el asesinato en julio del presidente Jovenel Moïse, se extendió el TPS para todos los haitianos que estaban en Estados Unidos el 29 de julio o antes.

“Nadie que haya llegado en la pasada semana será elegible para obtener el TPS”, insistió Mayorkas y consideró razonable devolver a esas personas a su país.

“Hicimos una evaluación basada en las condiciones del país”, dijo Mayorkas. “Haití podría recibir a las personas de manera segura”, dijo Mayorkas.

Publicado en Revista Semana, disponible aquí