EE. UU. bloqueará productos chinos de “trabajo forzado” de uigures



Estados Unidos anunció el lunes que bloqueará una serie de bienes chinos producidos por “trabajo forzado” en la región de Xinjiang, incluyendo los fabricados en un centro que calificó de “campo de concentración” de la minoría uigur.

Bogotá, 15 septiembre de 2020 (Dinero). “El gobierno chino realiza abusos sistemáticos contra el pueblo uigur” y otras minorías, dijo Mark Morgan, comisionado interino de la Agencia de Aduanas y Protección Fronteriza.

“El trabajo forzado es un atroz abuso de los derechos humanos”, agregó.

Los productos afectados incluyen algodón, vestimenta, productos capilares y electrónicos de cinco fabricantes específicos en Xinjiang y en la vecina Anhui.

También incluye todos los productos vinculados al 4° Centro de Entrenamiento y Educación para Aptitudes Vocacionales en el condado de Lop, en Xinjiang, que, según el subsecretario interino de Seguridad Interior, Ken Cuccinelli, es un campo de concentración.

“Este no es un centro vocacional, es un campo de concentración, un lugar donde las minorías étnicas y religiosas son sometidas a abusos y obligados a trabajar en condiciones deplorables, sin recursos ni libertades”, dijo Cuccinelli a los periodistas.

“Esto es esclavitud moderna”, agregó.

Las medidas anunciadas consisten en “la retención de permisos” para liberar productos, lo que permite confiscar bienes de compañías y organizaciones que Estados Unidos incluye en sus listas negras.

Washington recurre cada vez más a estas órdenes de retención para presionar a Pekín por la detención de más de un millón de miembros de la minoría musulmana uigur en Xinjiang para su reeducación.

“Llamado de atención”

En julio pasado, la Aduana estadounidense retuvo productos para pelucas y extensiones capilares de varias compañías que operan en Xinjiang, y en agosto hizo lo propio con indumentaria fabricada y vendida por el Hero Vast Group.

“El gobierno chino debe cerrar sus campos de concentración”, aseveró Cuccinelli.

La medida llega cuando organizaciones defensoras de derechos humanos y miembros del Congreso estadounidense presionan al gobierno del presidente Donald Trump para que tome acciones más decididas sobre la supuesta represión del gobierno chino hacia los musulmanes en la vasta región del oeste del país.

El Departamento del Tesoro impuso sanciones en julio sobre un importante grupo paramilitar denominado Cuerpo de Producción y Construcción de Xinjiang, acusándolo de abusos contra los uigures y otros grupos mayoritariamente musulmanes.

Esta medida también afectó con sanciones a varios funcionarios, incluido Chen Quanguo, jefe del Partido Comunista en la región de Xinjiang y cerebro de las políticas duras de Pekín contra las minorías.

“El gobierno de Trump ha liderado un llamado de atención en el mundo contra los atroces abusos de derechos humanos del Partido Comunista Chino en Xinjiang, y hemos tomado medidas para respaldar nuestra retórica“, dijo el Secretario de Estado, Mike Pompeo, en una declaración.

Funcionarios de la Agencia de Aduanas y Protección Fronteriza dijeron que están estudiando una medida para bloquear todo el algodón y los tomates provenientes de Xinjiang.

En agosto, la organización Investor Alliance for Human Rights pidió que se prohíban todos los productos de algodón vinculados a Xinjiang, que suministra la mayor parte del algodón de China.

Publicado en Dinero, disponible aquí