EE.UU entregará más energía eólica marina en el nuevo proyecto de ley climático




“Los territorios deben poder diversificar su energía”, dijo Erik Milito, presidente de la Asociación Nacional de Industrias Oceánicas

Bogotá, 08 de agosto de 2022 (La República). – Las fuertes ráfagas que soplan en las costas de Puerto Rico, Guam y otros territorios de EE. UU. ofrecen un gran potencial de energía verde, pero durante décadas, una peculiaridad en la ley federal impidió que los desarrolladores de energía renovable las aprovecharan.

Ahora, un proyecto de ley de impuestos y clima aprobado por el Senado el domingo levantaría esa prohibición, abriendo las aguas costeras alrededor de los cinco territorios de EE. UU. al desarrollo eólico marino y obligando al Departamento del Interior de EE. UU. a buscar posibles ventas de arrendamiento allí. El cambio, que la Cámara aún debe aprobar como parte de la llamada Ley de Reducción de la Inflación, se presenta como una victoria para los territorios insulares que dependen en gran medida de los combustibles fósiles, incluido el diésel, para la electricidad y son especialmente vulnerables a los efectos. del cambio climático.

“Los territorios deben poder diversificar su energía”, dijo Erik Milito, presidente de la Asociación Nacional de Industrias Oceánicas. Esto también les dará “la oportunidad de invertir en su patio trasero”.

La legislación reescribiría una disposición de aproximadamente siete décadas en la ley federal que define qué “tierras sumergidas” están disponibles para el desarrollo de energía en alta mar para que abarque los territorios, incluidas las Islas Marianas del Norte, las Islas Vírgenes de EE. UU. y Samoa Americana. El proyecto de ley requeriría que el Departamento del Interior busque comentarios de la industria sobre posibles ventas de arrendamiento de energía eólica en los territorios antes del 30 de septiembre de 2025.

La legislación también levantaría una moratoria de 10 años sobre la venta de arrendamientos de energía eólica frente a las costas de Florida, Georgia y las Carolinas. La prohibición, impuesta por el expresidente Donald Trump, amenazó con “sofocar el crecimiento de nuestra economía de energía limpia”, dijo la representante Deborah Ross, demócrata de Carolina del Norte.

Publicado en La República, disponible aquí