Empleos no agrícolas en EE. UU. retroceden 7 meses al consolidar 235.000 nóminas en agosto




AmCham Colombia presenta una nueva edición del Observatorio Estados Unidos, una actualización semanal sobre las noticias e información más relevantes con respecto a la economía y comercio de este país.

Bogotá, 7 de septiembre de 2021 (AmCham Colombia). – La incertidumbre sobre la propagación de la variante Delta y sus implicaciones en el aparato productivo han comenzado a surtir efecto en la economía estadounidense. De acuerdo con el Departamento de Trabajo, las nóminas totales no agrícolas aumentaron en tan solo 235.000 puestos de trabajo en agosto, y la tasa de desempleo se redujo en 0,2 puntos porcentuales, hasta 5,2%. 

A lo largo de 2021, se reporta que el crecimiento mensual del empleo tuvo una media de 586.000 nóminas. En agosto, se produjo un incremento notable en sectores como servicios profesionales y empresariales (+74.000), transporte y el almacenamiento (+53.000), educación privada (+40.000), e industria manufacturera (+37.000), respectivamente. No obstante, las ganancias en el mercado laboral se encuentran muy por debajo de la previsión de analistas en torno a la creación de 750.000 puestos no agrícolas. 

El comercio minorista presentó una contracción de 29.000 nóminas con pérdidas en las tiendas de alimentación y bebidas (-23.000) y tiendas de materiales de construcción y jardinería (-13.000). Cabe mencionar que se necesitan restaurar cerca de 285.000 plazas para alcanzar los niveles observados en febrero de 2020, por lo que se expone una perspectiva de recuperación lenta. 

Con relación a la industria turística, no se manifestaron cambios significativos, las actividades asociadas al ocio y hostelería crecieron a la media de 350.000 registrada en los primeros seis meses del año. Sin embargo, restan 1,7 millones de empleos para llegar al nivel declarado en febrero de 2020. Por otro lado, la decisión de la Fed en cuanto a una pronta reducción en las compras de activos o ‘tapering’ podría verse afectada ante el débil reporte del mercado laboral en agosto.  

PMI manufacturero de Markit asciende 61.1  

La manufactura estadounidense consolida en agosto nuevamente un período de expansión pese a un comportamiento moderado en agosto. El índice PMI de Markit para el sector, fue de 61.1, ajustado por estacionalidad, lo que representa una caída de 2.3 puntos en consideración con el dato de 63.4 en julio. Las mejoras en las condiciones operativas fue la más ligera en los últimos cuatro meses, pero se encuentra entre las más robustas en los más de 14 años de historia de la serie. 

El crecimiento se apoyó principalmente en los fuertes repuntes de la producción y los nuevos pedidos, aun cuando persisten las limitaciones de capacidad y escasez de materiales, esto se suma a que los plazos de entrega de los insumos se prolongaron aún más, al igual que la carga en los costos continuó ganando terreno, teniendo en cuenta que, el ritmo de inflación alcanzó un máximo histórico reciente. 

A propósito de las valoraciones del mercado, los empresarios encuestados se muestran optimistas con referencia al próximo año, dado el ascenso sostenido en la demanda de los consumidores. Por tanto, en agosto se describe un fortalecimiento en las expectativas de las empresas referente a las condiciones futuras de la economía. 

PMI de Markit cae a 55.1 en los servicios 

El indicador PMI de Markit para el segmento de los servicios reflejó un debilitamiento pronunciado en el ritmo de expansión de la actividad empresarial al ubicarse, sobre una base desestacionalizada, en 51.1 para el mes de agosto, siendo una caída de 4.8 puntos respecto a la cifra de 59.9 en julio. La producción creció al ritmo más lento en los últimos ocho meses, en presencia de que las condiciones de demanda menos sólidas contrarrestaron el surgimiento de nuevos negocios desde agosto de 2020, así como las limitaciones a causa de la oferta.  

La débil demanda de los clientes extranjeros también tuvo repercusiones en el fomento de las ventas totales, debido a que los nuevos pedidos de exportación cayeron por primera vez desde febrero. Sin embargo, los proveedores de servicios experimentaron una mayor presión sobre la capacidad, con una acumulación de trabajo que aumentó a un ritmo sin precedentes, mientras que las empresas tomaban acciones para abastecerse de insumos y consigo expandirse al mercado. 

Los nuevos pedidos respaldaron la expansión del sector, aunque a un ritmo más lento luego de su auge en mayo de 2021. Por último, las expectativas empresariales mejoraron en agosto, en cuanto a que los proveedores de servicios mostraron un mayor grado de confianza en las perspectivas de producción para el próximo año. Este resultado responde a la posibilidad de una reducción importante en la incertidumbre de la pandemia, lo que daría un nuevo impulso de la demanda de los clientes.