Firman acuerdo para que píldora anticovid de Pfizer sea de acceso mundial


pildora anticovid

Con este acuerdo, Pfizer avanza en la misma senda que su competidor Merck, que selló un pacto similar para su propio anticovid oral, el molnupiravir, que exhibe también una fuerte tasa de eficacia.

Bogotá 16 de noviembre 2021 (Revista Semana)-. Pfizer firmó un acuerdo de licencia voluntaria que debe permitir el acceso a su píldora anticovid más allá de los países ricos una vez que haya sido autorizada, anunciaron el martes el gigante farmacéutico estadounidense y la organización Medicines Patent Pool (MPP).

Los fabricantes de medicamentos genéricos “que reciban sublicencias podrán ofrecer el nuevo medicamento en asociación con el ritonavir (utilizado contra el virus del sida) en 95 países, que cubren cerca de 53 % de la población mundial”, precisó un portavoz de Unitaid, que creó la MPP, durante un encuentro con la prensa de la ONU en Ginebra.

A principios de noviembre, Pfizer, que ya comercializa con el grupo alemán BioNTech una de las vacunas más eficaces contra la covid, indicó que su antiviral oral PF-07321332 tenía una eficacia de 89 % para prevenir una hospitalización o deceso entre los adultos que presentan un riesgo elevado de desarrollar una forma grave de la enfermedad, según resultados intermedios de ensayos clínicos.

Con este acuerdo, Pfizer avanza en la misma senda que su competidor Merck, que selló un pacto similar con MPP para su propio anticovid oral, el molnupiravir, que exhibe también una fuerte tasa de eficacia.

Estos resultados prometedores aún deben ser confirmados, subrayó Esteban Burrone, responsable de la elaboración de políticas de MPP, en una entrevista con la AFP. Pero si se validan, la disponibilidad “será una cuestión de meses y no de años”, aseguró.

Como se sabe, los resultados fueron mejores de lo esperado. La píldora antiviral de Pfizer para tratar la covid-19 resultó tener casi 90 % de efectividad para reducir el riesgo de admisiones al hospital y de muerte en los pacientes más vulnerables. Su desempeño fue tal que los investigadores, por razones éticas, tuvieron que detener el estudio para que todos los participantes pudieran beneficiarse.

En el trabajo, Paxlovid, nombre del medicamento, ocasionó que solo 1 % de la población que lo tomó terminara en un hospital, comparado con 7 % que resolvió la covid en su casa. El estudio fue hecho entre pacientes con riesgo de desarrollar covid severo, quienes tomaron la droga tres y cinco días después de que comenzaran los síntomas. Cerca de setenta participantes de mil que recibieron el placebo terminaron en un hospital a los 28 días, comparados con nueve de mil a los que se les ofreció Paxlovid.

No hubo muertes en quienes tomaron la droga, pero sí se presentaron diez fallecimientos entre aquellos que no. Los voluntarios del estudio que recibieron la píldora reportaron efectos secundarios leves y a una tasa más baja que los que ingirieron el placebo, una señal de que es segura.

La droga es más efectiva que la de Merck, firma que, junto con su socio, Ridgeback Biotherapeutics, anunció hace un mes que solicitaría aprobación para su medicamento, Molnupiravir, tras encontrar que reducía en 50 % el riesgo de hospitalización y muerte por este virus.

Los mecanismos de ambas drogas son diferentes. La de Pfizer es un inhibidor de proteasa, como los usados para tratar el VIH y la hepatitis C, y lo que busca es detener la réplica del coronavirus al bloquear una enzima que este patógeno usa para ello. Su origen data de hace casi veinte años cuando se dio el brote de SARS.

En cuanto a la píldora Molnupiravir, en principio, el tratamiento recomendado ahora es de dos pastillas al día durante los primeros cinco días tras la aparición de los síntomas y se podría tomar en casa. Los especialistas han advertido, sin embargo, que la pastilla no sustituye la vacunación.

Por ahora no se sabe cómo será, de ser aprobada, la dosis de la píldora desarrollada por Pfizer.

Publicado en Revista Semana, disponible aquí