Inflación en EE. UU. alcanza récord y llega a 9,1% en junio 




AmCham Colombia presenta una nueva edición del Observatorio Estados Unidos, una actualización semanal sobre las noticias e información más relevantes con respecto a la economía y comercio de este país

Bogotá, 19 de julio de 2022 (AmCham Colombia). El nivel general de precios en Estados Unidos continuó su tendencia al alza y repuntó a un ritmo anual de 9,1% en junio, el mayor nivel registrado desde noviembre de 1981, de acuerdo con la Oficina de Estadísticas Laborales. Sobre este particular, la inflación anual se ubicó 0,5 puntos porcentuales por encima de la cifra revisada de 8,6% para mayo y superando la previsión de 8,8% realizada por analistas económicos encuestados por Bloomberg

A lo largo de junio, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) subió a una tasa mensual de 1,3%, consolidándose como el aumento más alto del año, luego de situarse 0,3 puntos porcentuales por encima de la revisión de 1% para abril. La inflación básica, que excluye la volatilidad de los precios de los alimentos y combustibles, ascendió 0,7%, reflejando un incremento de 0,1 puntos porcentuales con referencia a la lectura de abril, cuando el indicador estuvo en 0,6% 

El crecimiento en el nivel general de precios en junio respondió principalmente a segmentos como autos y camiones usados (+1,6%); prendas de vestir (+0,8%); vehículos nuevos (+0,7%); y atención médica (+0,7%), respectivamente. Mientras tanto, el mercado inmobiliario observó un auge de 0,8% en los precios de los alquileres y arrendamientos, exhibiendo un comportamiento alcista y destacándose el mayor dato registrado desde abril de 1986.  

De la misma manera, los precios de la energía avanzaron un 7,5% en junio, contrastando con la cifra de 3,9% reportada para mayo, impulsado por el encarecimiento de la gasolina, la cual se subió un 11,2%, con posterioridad al 4,1% notificado para mayo. En cuanto a los alimentos, se puntualizó un alza de 1% en junio, donde la división de los alimentos en el hogar se elevó en 1%, convirtiéndose en el sexto mes con un aumento consecutivo de al menos un 1%. 

Por su parte, el balance mensual de junio caracterizado por la solidez del mercado laboral e intensificación de la inflación representa incentivos para un mayor endurecimiento de la política monetaria por parte de la Reserva Federal. Según CME FedWatch, en la próxima reunión de la Fed podría concretarse una elevación de 100 puntos básicos en la tasa de interés, que de materializarse, sería el repunte más fuerte en la historia de la autoridad monetaria, con un rango de intervención comprendido entre el 2,25% y 2,5%. 

Ventas minoristas avanzaron 0,8% en junio 

El Departamento de Comercio de EE. UU. reveló que las ventas minoristas y servicios de alimentación alcanzaron los US$ 680.600 millones en junio, ajustado por efecto estacional y calendario, lo correspondiente a una variación mensual de 1%. Este resultado se ubicó 1,1 puntos porcentuales por encima de la revisión de -0,1% para mayo, además de superar las expectativas del mercado acerca de una expansión de 0,8%, según economistas consultados por Bloomberg

En el transcurso de junio, las ventas minoristas del grupo de control, que excluyen componentes volátiles como los automóviles, alimentos y materiales de construcción y se toman como métrica en el cálculo del PIB, presentó un repunte de 0,8%. Por tanto, hubo compensación frente a la contracción de -0,3% revisada para abril, indicando una recuperación en los niveles de compra de los consumidores en el comercio minorista al cierre del último mes. 

Las transacciones en las ventas al por menor en junio respondieron principalmente al dinamismo en las estaciones de gasolina (+3,6%); comercio electrónico (+2,2%); tiendas de muebles y artículos para el hogar (1,4%); y establecimientos minoristas diversos (+1,4%), respectivamente. En contraste, entre los rubros que más se contrajeron se encuentran los productos deportivos, pasatiempos, instrumentos musicales y libros (-0,9%); y ropa y accesorios para vestir (-0,4%), cada uno. 

De otro lado, el índice de confianza del consumidor se recuperó de su mínimo histórico al pasar de los 50 pts. de mayo a 51,1 pts. en la medición preliminar correspondiente para julio, de acuerdo con la Universidad de Michigan. Aun así, las preocupaciones por el deterioro en el poder adquisitivo continuaron surtiendo efecto en la toma de decisiones de los estadounidenses, siendo un factor esencial en el anclaje de las expectativas al nivel meta de 2% de la Reserva Federal.