Inflación en EE. UU. cede por primera vez y llega a 8,3% en abril 




AmCham Colombia presenta una nueva edición del Observatorio Estados Unidos, una actualización semanal sobre las noticias e información más relevantes con respecto a la economía y comercio de este país.  

Bogotá, 17 de mayo de 2022 (AmCham Colombia). El comportamiento del Índice de Precios al Consumidor marcó por primera vez una disminución en 8 meses tras consolidarse una tasa de 8,3% para abril, de acuerdo con la Oficina de Estadísticas Laborales. Al respecto, se notificó que el indicador revirtió la tendencia alcista de los últimos meses como consecuencia de una reducción mensual de 0,2 puntos porcentuales frente a la cifra de 8,5% revisada para marzo. 

La inflación mensual en abril se ubicó en 0,3%, reflejando un descenso de 0,9 puntos porcentuales con referencia al dato de 1,2% reportado para marzo, siendo como la lectura más baja en lo corrido de 2022. No obstante, la inflación subyacente, que excluye la volatilidad de los precios en los alimentos y combustibles, observó un auge hasta 0,6%, situándose 0,3 puntos porcentuales por encima de la revisión de 0,3% realizada para el mes inmediatamente anterior. 

El incremento en el nivel general de precios a lo largo de abril respondió principalmente al dinamismo de las tarifas de aerolíneas (+18,6%); vehículos nuevos (+1,1%); servicios hospitalarios (+0,5%); atención médica (+0,4%); y mobiliario y operaciones domésticas (+0,4%), cada uno. Al tiempo que, se presentó una desaceleración en las actividades relacionadas con prendas de vestir (-0,8%); comunicaciones (-0,4%); y autos y camiones usados (-0,4%), respectivamente. 

Ahora bien, en lo que refiere a los alimentos se informó un aumento de 0,9% en abril, destacándose como el decimoséptimo repunte mensual consecutivo, impulsado por los productos lácteos y similares (+2,5%) y las bebidas no alcohólicas (+2%). Entretanto, los precios de la energía disminuyeron 2,7% en abril, después de subir un 11% en marzo, puntualizando la baja de 6,1% en la gasolina, lo que denota un cese relativo a la escalada de 18,3% notificada previamente.  

Adicionalmente, el mercado inmobiliario mantuvo un ritmo de 0,5% en abril como respuesta al fortalecimiento de los precios en segmentos como arrendamientos (+0,6%) y alojamiento fuera del hogar (+1,7%). En este sentido, la Reserva Federal continúa adoptando una posición robusta mediante la elevación en los tipos de interés como mecanismo para contener el sobrecalentamiento de la demanda y anclar las expectativas de inflación conforme a su objetivo de largo plazo de 2%. 

Confianza del consumidor desciende a 59,1 pts. 

La Universidad de Michigan informó una disminución en el índice preliminar de confianza al consumidor para mayo al ubicarse en 59,1 pts., lo correspondiente a una reducción con referencia al dato de 65,2 pts. divulgado para abril. Sobre este particular, el resultado se afianzó como el más bajo del año y alcanzó su mínimo desde agosto de 2011, cuando el indicador estuvo en 55,8 pts., lo que manifiesta un deterioro en las perspectivas económicas durante el curso de las últimas dos semanas. 

El índice de condiciones actuales, que describe las consideraciones de los consumidores sobre su situación económica en el presente, se redujo a 63,6 pts. en la cifra preliminar para mayo, contrastando con los 69,4 pts. de abril. Mientras tanto, el indicador de expectativas, basado en la evaluación de los consumidores a largo plazo, llegó a 56,3 pts., equivalente a una caída de 6,2 puntos con relación a los 62,5 pts. reportados al cierre de abril. 

Bajo este panorama, los consumidores revelaron que sus expectativas giran en torno a un incremento de los precios en un 5,4% para el transcurso del próximo año, siendo la lectura máxima en cuatro décadas por tercer mes consecutivo. De este modo, se comunicó que, en un plazo de cinco a diez años los consumidores esperan una elevación anual de 3% en el nivel general de precios, sobresaliendo como una tasa superior a la meta de inflación del banco central norteamericano. 

Si bien el mercado laboral continúa recuperándose de manera robusta en los últimos meses, las presiones inflacionarias y sus repercusiones en el poder adquisitivo persiste como uno de los principales preocupaciones en la economía estadounidense. Por tal motivo, la estrategia de intervencionista de la Fed en su política monetaria distingue como elemento por examinar frente a la formación de las perspectivas económicas a lo largo del año.