Inflación en EE. UU. se redujo a 6,5% al cierre de 2022




AmCham Colombia presenta una nueva edición del Observatorio Estados Unidos, una actualización semanal sobre las noticias e información más relevantes con respecto a la economía y comercio de este país.  

Bogotá, 17 de enero de 2023 (AmCham Colombia). El nivel general de precios en Estados Unidos prosiguió su tendencia a la baja y finalizó en 6,5% en diciembre de 2022, la menor lectura registrada en los últimos 14 meses, de acuerdo con la Oficina de Estadísticas Laborales. Este resultado estuvo en línea con las proyecciones de analistas económicos encuestados por Bloomberg y refleja una perspectiva positiva para la economía estadounidense en el control de la inflación y el desarrollo de la política monetaria en los próximos meses. 

La variación mensual del Índice de Precios al Consumidor (IPC) se ubicó en -0,1% en diciembre, siendo la primera contracción desde mayo de 2020, cuando el aparato productivo se encontraba atravesando la primera ola de la pandemia del covid-19. Sin embargo, la inflación básica, que excluye la volatilidad de los precios de los alimentos y los combustibles, ascendió a 0,3% en diciembre, situándose 0,1 puntos porcentuales por encima de la revisión de 0,2% realizada para noviembre. 

Entre las divisiones económicas que más explicaron la inflación mensual en diciembre fueron, seguros para vehículos a motor (+0,6%); prendas de vestir (+0,5%); educación (+0,3%); muebles y operaciones para el hogar (+0,3%); y recreación (+0,2%). A su vez, el mercado inmobiliario continuó observando presiones alcistas y subió 0,8% mensualmente, un incremento de 0,2 puntos porcentuales con referencia a la tasa de 0,6% reportada para noviembre. 

Los precios de los alimentos aumentaron 0,3% en diciembre, indicando un retroceso con relación a la cifra revisada de 0,5% para noviembre, lo cual atendió principalmente a los menores precios de las frutas y verduras (-0,5%) y los productos lácteos (-0,3%). Así mismo, las tarifas de la energía disminuyeron 4,5% en diciembre, siguiendo la baja 1,6% de noviembre, siendo impulsado en mayoría por una reducción de 9,4% en los precios de la gasolina. 

Ahora bien, los signos de una inflación decreciente y un mercado laboral e inmobiliario más restringidos sobresalen como factores nocivos en favor de una eventual moderación en el ritmo de endurecimiento de las tasas de interés de la Reserva Federal. Según CME FedWatch, el mercado tiene previsto que el Comité Federal de Mercado Abierto eleve en 25 puntos básicos las tasas de interés, lo equivalente a un rango comprendido entre 4,5% y 4,75%, respectivamente. 

Desempleo desciende a 3,5% en 2022 

La tasa de desocupación laboral en Estados Unidos disminuyó a 3,5% en diciembre de 2022, presentando una caída de 0,1 puntos porcentuales por debajo la revisión de 3,6% notificada para noviembre, según la Oficina de Estadísticas Laborales. En esta dirección, la economía norteamericana finalizó 2022 con el desempleo más bajo en cinco décadas, pese al panorama actual caracterizado por el endurecimiento de la política monetaria y los mayores riesgos de desaceleración económica.  

En el transcurso de diciembre, la creación de nuevos puestos de trabajos llegó a 223.000 vacantes, una contracción frente a los 256.000 empleos de noviembre, aunque superando la estimación de 200.000 nóminas realizada por economistas encuestados por Bloomberg. De este modo, a lo largo de 2022 se añadieron un total de 4,5 millones de puestos de trabajo, equiparable con un promedio mensual de 375.000 nuevos trabajos, lo cual favoreció la baja del desempleo a niveles históricos. 

Dentro de las actividades económicas que más contribuyeron a la inserción de nuevos puestos de trabajo en diciembre se encuentran, en su orden, ocio y hotelería (+67.000); atención médica (+55.000); construcción (+28.000); y asistencia social (+20.000). No obstante, el retiro de 35.000 nóminas relacionadas con los servicios de ayuda temporal por quinto mes consecutivo despierta señales adversas debido a que estos empleos suelen ser los primeros en destruirse ante la llegada una recesión.  

De otro lado, la remuneración promedio por hora de los trabajadores contratados por empresas privadas no agrícolas, aumentó 9 centavos hasta los US$ $32,82 en diciembre, lo equiparable con un repunte de 4,6% con respecto al mismo período. Al mismo tiempo, al cierre de 2022 el número de personas en situación de desocupación laboral se redujo a 5,6 millones, siendo un elemento positivo tras los 6,3 millones de desempleados reportados en el año inmediatamente anterior.