Producción Industrial en EE. UU. aumenta más de lo esperado y alcanza una tasa de 0.9% en julio




AmCham Colombia presenta una nueva edición del Observatorio Estados Unidos, una actualización semanal sobre las noticias e información más relevantes con respecto a la economía y comercio de este país

Bogotá, 24 de agosto de 2021 (AmCham Colombia). – La producción industrial de Estados Unidos aumentó un 0,9% desestacionalizado en julio, de acuerdo con información de la Reserva Federal, siendo el ritmo más rápido desde marzo y con una tasa revisada del 0,2% en junio, evidenciando un comportamiento positivo tras la estimación de 0.5% realizada por diversos agentes del mercado.

Aproximadamente la mitad del incremento de la producción de las fábricas se debe a un alza del 11,2% en los vehículos de motor y sus componentes, en atención a que varios fabricantes de vehículos redujeron o cancelaron sus cierres habituales de julio. Pese al aumento del mes pasado en los ensamblajes de vehículos, continuaron las limitaciones por causa de la persistente escasez de semiconductores, mientras que la producción de vehículos de motor y piezas fue aproximadamente 3.5% inferior a su reciente pico en enero de 2021.

La manufactura se fortaleció en 1.4% después de la caída de 0.3% en junio, la producción de bienes durables tuvo un crecimiento de 2.4%, entretanto los bienes no durables se expandieron en 0.3% con ganancias significativas en los textiles y sus productos, al igual que los plásticos y caucho. El índice general del sector manufacturero se ubicó en julio un 0,8% por encima de su nivel prepandemia, exponiendo una dinámica favorable en el marco actual de recuperación económica.

Por otra parte, la utilización de la capacidad del sector industrial en julio subió 0.7 puntos porcentuales, situándose en 76.1%, una tasa comparable al nivel observado en febrero de 2020, siendo un factor determinante para los funcionarios de la Reserva Federal, quienes examinan minuciosamente el uso de la capacidad como una medida de la “debilidad” en la economía con el objetivo de establecer cuánto margen tiene el crecimiento antes de volverse un fenómeno inflacionario.

Caen las ventas minoristas en 1.1%

La oficina de censo de Estados Unidos reportó que las ventas al por menor en julio fueron por US$ 617.700 millones, reflejando una contracción mensual de 1.1%, ajustado por estacionalidad, excluyendo vehículos a motor y sus partes la caída fue de 0.4%. La tasa de crecimiento para junio fue revisada a 0.7%, por lo que consolida un debilitamiento en la demanda de bienes a lo largo de julio.

El surgimiento de nuevos casos de covid-19 a causa de la variante Delta y el retroceso en los estímulos gubernamentales fueron factores fundamentales durante el desarrollo de la actividad económica en julio, donde gran parte de la contracción corresponde a los concesionarios de vehículos de motor y piezas, que cayeron un 3.9% y representan una fracción considerable en el repunte inflacionario observado a lo largo de 2021.

Además, se registraron reducciones en sectores como tiendas de ropa (-2.6%); tiendas de artículos deportivos, instrumentos musicales y libros (-1.9%); y las ventas en línea (-3.1%), respectivamente. No obstante, hubo incrementos en las ventas de gasolina (+2.4%) y los establecimientos de comidas y bebidas (+1.7%), los cuales se encuentran un 38.4% con relación a 2020.

Teniendo en cuenta que los consumidores representan cerca del 70% de la economía estadounidense, la relevancia de las ventas minoristas y su desempeño son esenciales para evaluar la salud de la actividad económica y sus implicaciones en la toma de decisiones de política monetaria, en especial con los estímulos realizados por la Fed desde la pandemia.

Compra de bonos de la Fed se reduciría este año

Las minutas de la reunión del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés) expresaron la falta de un consenso sobre eventuales modificaciones en las condiciones actuales de compras de bonos. No obstante, la mayoría de los miembros señalaron que la economía ha evolucionado favorablemente frente a las medidas adoptadas de política monetaria, y el ‘tapering’ o reducción de compras activos por parte de la Reserva Federal, podría estar más cerca de lo previsto.

Gran parte del comité estuvo de acuerdo en que el criterio de “nuevos avances sustanciales” se ha cumplido en cuanto a la meta de estabilidad de precios, en tanto que el objetivo de máximo empleo se encuentra cada vez más cerca, de modo que, se puso sobre aviso una posible ejecución del ‘tapering’ durante este año, pero, que de materializarse, la Fed lo haría con total responsabilidad y previo aviso.

Cabe mencionar que en el último reporte de empleo por el Departamento de Trabajo se informó que, con corte a julio de 2021, faltan alrededor de 3 millones de puestos de trabajo por compensar, tomando como referencia la tasa de desempleo para febrero de 2020, período en donde el impacto económico de la pandemia fue escaso. Por tanto, el desarrollo del mercado laboral toma un papel fundamental para la intervención de la política monetaria en los próximos meses.