Reserva Federal en EE. UU. desacelera ritmo de tasas de interés y fija alza de 50 puntos básicos




AmCham Colombia presenta una nueva edición del Observatorio Estados Unidos, una actualización semanal sobre las noticias e información más relevantes con respecto a la economía y comercio de este país.  

Bogotá, 20 de diciembre de 2022 (AmCham Colombia). – La Reserva Federal dio a conocer un incremento de 50 puntos básicos en las tasas de interés de referencia, situando el rango de intervención entre 4,25% y 4,5% en la economía norteamericana. El consenso de la autoridad monetaria elevó el instrumento de política hasta su nivel más alto desde octubre de 2007 y estuvo acorde con las expectativas del mercado acerca de una desaceleración en las alzas de las tasas de interés.  

Los desequilibrios entre la oferta y demanda relacionados con la pandemia del covid-19 y las repercusiones de las tensiones geopolíticas entre Rusia y Ucrania sobre los precios de los alimentos y la energía destacaron como elementos a favor de una nueva subida de tasas. A tal efecto, las señales de crecimiento y gasto moderados, un mercado laboral robusto y bajos niveles de desempleo brindaron margen para que la Fed procediera con sus planes de política monetaria. 

En su rueda de prensa, el Comité Federal de Mercado Abierto reveló su disposición a realizar incrementos adicionales en el rango de intervención de las tasas de interés, con el objetivo de dar cumplimiento al doble mandato de máximo de empleo e inflación de 2% a largo plazo. A su vez, hubo énfasis en la reducción de las tenencias de valores del Tesoro y los valores respaldados en hipotecas, que inició en mayo a un ritmo inicial mensual combinado de US$47.500 millones, con aumentos graduales de US$95.000 millones cada tres meses. 

En cuanto a las proyecciones económicas, la Reserva Federal prevé un crecimiento del PIB real de 0,5% para el cierre de 2022, una estimación superior al dato de 0,2% previsto en septiembre, adicional a tasas de 1,2% y 1,7% para 2023 y 2024. Entre tanto, la métrica de inflación de referencia para la Fed se ubicó en 5,6% para 2022, sobrepasando en 0,2 puntos porcentuales la proyección preliminar de 5,4%, adicional a una previsión de inflación de 3,1% y 2,5% para los próximos dos años.   

Por su parte, el ‘dot plot’, que describe las perspectivas de los miembros del Comité sobre la tasa de interés, evidenció una subida en la mediana de los tipos de interés hasta 5,1% para 2023, una cifra que excede la estimación preliminar de 4,6%. Bajo este panorama, el endurecimiento de la política monetaria comenzaría a flexibilizarse hacia 2024 y 2025, conforme a una disminución en la tasa de referencia, a medianas de 4,1% y 3,1%, respectivamente. 

Inflación se enfría más de lo previsto en noviembre. 

Las presiones alcistas en el nivel general de precios estadounidense continuaron cediendo y llegaron a un 7,1% anual en noviembre, presentando una desaceleración de 0,6 puntos porcentuales respecto al 7,7% de octubre, según la Oficina de Estadísticas Laborales. Este resultado fue favorable al situarse por debajo de las expectativas de inflación de 7,3% de analistas económicos encuestados por Bloomberg, resaltando como un elemento positivo para la economía norteamericana. 

La inflación básica, que excluye la volatilidad de los precios de los alimentos y combustibles, se redujo hasta 6% en noviembre, marcando un cese de 0,3 puntos porcentuales frente al 6,3% de octubre y brindando mayores señales de estabilización en el poder adquisitivo. En términos mensuales, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) aumentó un 0,1% en noviembre, lo equivalente a una reducción de 0,3 puntos porcentuales en comparación con la revisión de 0,4% reportada para octubre. 

Entre las divisiones económicas que más contribuyeron al descenso de la inflación mensual a lo largo de noviembre fueron, en su orden, tarifas de aerolíneas (-3%); autos y camiones usados (-2,9%); y atención médica (-0,5%), respectivamente. Al tiempo, el mercado inmobiliario destacó como el componente que más explicó el alza general de precios, con una variación mensual de 0,6% en noviembre, conforme a un ajuste de 0,8% en el valor de los arrendamientos.   Por su parte, las tarifas de la energía disminuyeron 1,6% en noviembre, contrastando con el repunte de 1,8% registrado para octubre, impulsado principalmente por reducciones de 2% y 3,5% en los componentes de gasolina y gas natural. Sobre este particular, el impacto de la subida de tasas de la Fed sigue surtiendo efecto en los niveles de gasto del consumidor dados los crecientes costos relacionados con el endeudamiento, la inversión y el consumo.