Reserva Federal revisa proyecciones al alza, pero advierte que se podría necesitar mayor apoyo fiscal



AmCham Colombia presenta una nueva edición del Observatorio Estados Unidos, una actualización semanal sobre las noticias e información más relevantes con respecto a la economía y comercio de este país.

Bogotá, 21 de septiembre de 2020 (AmCham Colombia)-. La Reserva Federal de los Estados Unidos publicó las nuevas perspectivas económicas hasta 2023 de los presidentes y miembros de junta directiva, los llamados dot plots, en donde la mediana de estas proyecciones fue revisada al alza. Esto es importante dado que muestran como los miembros de junta y presidentes de la FED piensan que será la recuperación de la economía estadounidense, lo que tendrá implicaciones en el rumbo de la política monetaria y fiscal del país.

Dado que el panorama económico en Estados Unidos sigue siendo complicado, se tiene un alto desempleo, la inflación está muy por debajo del objetivo y se espera una fuerte contracción del PIB en 2020, la FED dejó la puerta abierta a nuevos estímulos monetarios, aunque la tasa de interés permanezca inalterada (0-0,25%) y la compra de activos constante en $USD 80.000 millones. Sin embargo, varios miembros de la FED advirtieron que es probable que se necesite más apoyo fiscal.

La mediana de las proyecciones apuntó a que el PIB de 2020 se contraería apenas un (-) 3,7%, cuando en junio se esperaba una caída de (-) 6,5%. Dado que se espera que la caída sea menor, la recuperación no se dará al mismo ritmo proyectado en junio, donde se esperaba un crecimiento del PIB de 5% en 2021 y 3,5% en 2022, si no más bien de 4% en 2021, 3% en 2022 y 2,5% en 2023. La nueva mediana de las proyecciones de la tasa de desempleo es de 7,6% (9,3% proyección junio) para 2020, 5,5% (6,5% proyección junio) para 2021, 4,6% (5,5%) para 2022 y 4% para 2023.

Estas proyecciones van de la mano con la actualización del informe de perspectivas económicas de la OCDE, donde se espera que Estados Unidos crezca -3,8% frente al pronóstico anterior de -7,3%. Si bien, ambos pronósticos concuerdan que el escenario puede ser menos pesimista, los datos están mostrando que la recuperación ha perdido impulso y hay que tomar medidas.

La economía estadounidense está perdiendo impulso ante la ausencia de nuevos estímulos fiscales

A pesar de que a lo largo de la semana se dieron algunos avances sobre un nuevo estímulo fiscal, las conversaciones entre ambos partidos siguen estancadas. La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi no aceptará nada menos de USD$ 2.200 millones . Por otro lado, parece difícil los republicanos en el Senado aprueben fácilmente el compromiso  por $USD de 1.520 millones del Caucus  de solucionadores de problemas de moderados de ambos partidos.

Teniendo lo anterior en mente, los nuevos datos de peticiones de seguro de desempleo muestran que el mercado laboral se está estancando. Si bien las cosas no están empeorando, tampoco están mejorando mucho. Las nuevas peticiones de seguro desempleo se ubicaron en 860 mil, disminuyendo apenas 33 mil con respecto a la semana pasada. La tasa de desempleo “asegurada”, que mide el porcentaje de personas beneficiadas por el programa federal de seguros de desempleo con respecto a la fuerza laboral, se ubicó en 8,6%, decreciendo apenas 0,7 puntos porcentuales con respecto al nivel de la semana pasada. Mientras, las peticiones continuas no muestran mejora relevante, el número total de beneficiarios de todos los programas de desempleo, permanece estancado cerca los 30 millones desde hace varias semanas.

Junto con lo anterior, hay que señalar que las ventas minoristas tuvieron resultados poco positivos en agosto, reafirmando las señales de que la economía sigue debilitada y está perdiendo ritmo de recuperación. Las ventas generales aumentaron un 0,6% mes a mes en agosto frente al 1,0% esperado por el mercado mientras que la tasa de crecimiento de julio fue revisada a la baja a 0,9% desde 1,2%.

El grupo de control, que excluye componentes volátiles como suministros de construcción, estaciones de servicio, alimentos y ventas de vehículos, que además es utilizado para calcular el PIB, cayó (-)0,1% mes a mes, frente a lo esperado de un aumento de 0,3%. Por otro lado, la FED reveló que la producción manufacturera crecía 0,4% en agosto, menor a lo esperado de 1%, a pesar de que la producción manufacturera aumentó 1%. Lo que también muestra que la recuperación en el sector manufacturero también está perdiendo impulso.

Informe del índice de prosperidad de Estados Unidos 2020

El nuevo índice de prosperidad de Estados Unidos 2020 del Instituto Legatum es una herramienta muy importante a la hora de pensar en hacer negocios en Estados Unidos. Si bien la economía estadounidense es la más grande del mundo, como se muestra en el informe, esta prosperidad no se comporta de igual manera dentro de los diferentes estados Estados Unidos e incluso dentro de los mismos estados. Según el reporte, los estados del norte superaron a los del sur en cuanto a prosperidad-

Además, se observa que, entre otras cosas, las mejoras en prosperidad se deben a economías más abiertas, que fueron impulsadas por el fortalecimiento de la calidad económica como resultado del período más largo de crecimiento económico en la historia del país. Adicionalmente, los estados se volvieron más productivos y competitivos, con una mayor participación de la fuerza laboral y crecimiento en las reservas financieras del gobierno estatal.

Otra de las conclusiones del informe sugiere que los Estados Unidos mejora significativa en el dominio de las personas empoderadas durante la última década, debido a la mejora de las condiciones de vida, la salud, la educación y el entorno natural Por último, el dominio de sociedades inclusivas mejoró debido al fortalecimiento de la Gobernanza, a pesar del deterioro del Capital Social.