Senado EE.UU. logró votos para aprobar proyecto de infraestructura por US$1 billón




La votación bipartidista 69-30 del martes fue un avance que ha eludido al Congreso durante años pese a que los partidos consideran la infraestructura como una prioridad.

Bogotá 10 de agosto 2021 (La República)– El Senado de Estados Unidos aprobó el martes un paquete de infraestructuras de US$1 billón que es una de las principales prioridades del presidente, Joe Biden, en una victoria bipartidista para la Casa Blanca que buscan entregar la mayor inversión en décadas en carreteras, puentes, aeropuertos y vías fluviales.

La votación para aprobar un proyecto fue de 69 a 30 en la Cámara alta de 100 escaños. Inmediatamente después de concluida, los senadores comenzaron a votar un paquete de gastos de US$3,5 billones que los demócratas planean aprobar sin el respaldo republicano.

Los sondeos muestran que el impulso para mejorar la infraestructura del país, elaborado por un grupo bipartidista de senadores durante meses de negociaciones, es ampliamente popular entre la ciudadanía.

El proyecto de ley aún tiene que ir a la Cámara de Representantes y el espíritu de cooperación en el Congreso que llevó a su aprobación el martes probablemente resultará pasajero.

El líder de la mayoría en el Senado, Chuck Schumer, espera también aprobar una resolución de presupuesto sentando el terreno para que US$3,5 billones vayan a atención médica, cambio climático y otras prioridades de Biden que los demócratas casi seguramente tendrán que pasar por alto las objeciones republicanas en una maniobra denominada “conciliación presupuestaria”.

“Cuando el Senado se dirige con la mano abierta en lugar de con el puño cerrado, los senadores pueden lograr grandes cosas”, dijo Schumer poco antes de que comenzara la votación.

Una vez que se adopte la resolución, los demócratas comenzarán a elaborar el paquete de reconciliación para someterlo a votación después de que regresen de sus vacaciones de verano boreal en septiembre.

La presidenta demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, ha dicho reiteradamente que su organismo no tomará ninguno de los proyectos de ley hasta que tenga los dos en la mano, lo que significa que quedan meses de trabajo antes de que la medida del martes llegue al escritorio de Biden para promulgarse.

La no partidista Oficina de Presupuesto del Congreso dijo el jueves que el proyecto de ley de infraestructura aumentaría los déficits presupuestarios federales en US$256.000 millones en 10 años, una evaluación rechazada por los negociadores que dijeron que la CBO estaba subestimando la cantidad de ingresos que generaría.

Después de trabajar durante dos fines de semana consecutivos en el proyecto de ley, una sesión de “vote-a-rama” (varias votaciones en corto tiempo) podría estar reservada para el Senado a partir del martes por la tarde, a medida que da inicio al debate sobre el plan presupuestario más amplio.

El líder de la minoría del Senado, Mitch McConnell, señaló que los republicanos intentarían utilizar las sesiones de votación para obtener el apoyo de los demócratas moderados para lo que llamó un paquete de gastos “radical” que crearía un estado de bienestar permanente y marcaría el comienzo de la mayor subida de impuestos en tiempos de paz en la historia de Estados Unidos.

Publicado en La República, disponible aquí