Ventas minoristas en EE. UU. se impulsan 0,7% en agosto a pesar de incertidumbre sobre variante Delta se mantiene




AmCham Colombia presenta una nueva edición del Observatorio Estados Unidos, una actualización semanal sobre las noticias e información más relevantes con respecto a la economía y comercio de este país.  

Bogotá, 21 de septiembre de 2021 (AmCham Colombia). – Las ventas minoristas y servicios de alimentación en agosto alcanzaron la cifra de US$ 618.700 millones de dólares, 

ajustada estacionalmente, lo que supone un incremento del 0,7% con relación a julio, según el Census Bureau. El auge en el comercio minorista se encuentra muy por encima de la reducción de 0,8% prevista por el mercado, mientras que el mes de julio fue revisado a una tasa de -1,8%. 

La resiliencia de las ventas al por menor en agosto reposa principalmente en el comercio electrónico (+5,3%); tiendas de muebles y artículos para el hogar (+3,7%); establecimientos de artículos generales (+3,5%); y tiendas de alimentos y bebidas (+1,8%), respectivamente. No obstante, los concesionarios de vehículos y recambios, junto con las tiendas de electrónica y electrodomésticos presentaron disminuciones considerables de -3,6% y -3,1% en un panorama de escasez de materiales electrónicos y fricciones en el mercado laboral. 

El imprevisto aumento en las ventas estuvo respaldado en parte por las compras de regreso a las escuelas y los pagos a millones de familias con hijos, suponiendo una sólida demanda de bienes. La propagación de Delta en el territorio nacional está desincentivando la compra en servicios como los viajes y el ocio, mientras que actividades económicas como restaurantes y bares se estancaron al no presentar variaciones con respecto a julio.  

Si bien los consumidores incrementaron su gasto en agosto a través del comercio electrónico y artículos del hogar, se refleja una mayor cautela a la hora de salir a cenar, adicional a una desaceleración en la compra de bienes que han subido su costo como los automóviles y productos electrónicos, lo que constituye una transición en las preferencias de consumo hacia la adquisición de bienes más económicos en vista del marco actual de recortes gubernamentales a las prestaciones por el desempleo. 

Inflación se detiene en agosto: 0,3% mensual 

El Departamento de Trabajo de Estados Unidos informó que el Índice de Precios para los Consumidores Urbanos (IPC-U) aumentó 0,3% en agosto, ajustado estacionalmente, después de escalar 0,5% en julio. En los últimos 12 meses, el indicador de todos los artículos ascendió 5,3% antes del ajuste estacional, denotando una recuperación económica frente a las cifras negativas de 2020. 

Las mediciones de la gasolina, mobiliario y operaciones domésticas, alimentos y la vivienda ganaron terreno y contribuyeron al alza mensual desestacionalizada de todos los artículos, en tanto la tasa de todos los artículos menos los alimentos y la energía subió tan solo 0,1%, el menor incremento desde febrero de 2021. El IPC en el último año con corte a agosto de 2021 se mantuvo estable con respecto a julio, situándose en 5,3%. 

Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal ha mencionado en reiteradas ocasiones que el repunte en el nivel general de precios en lo corrido del año responde a un fenómeno transitorio, por tanto, el reciente informe de inflación se alinea con dicho diagnóstico y fortalece uno de los activos más importante de todo banco central, la transmisión de credibilidad a los mercados. 

Producción industrial se contiene a 0,4%  

La industria avanzó 0,4% en agosto luego de registrar una tasa mensual de 0,8% en julio, los efectos del huracán Ida en el sur de Estados Unidos retuvieron el crecimiento de la producción industrial en alrededor de 0,3 puntos porcentuales, de acuerdo con la Reserva Federal. Sin embargo, el resultado se encuentra en armonía con las previsiones del mercado sobre un crecimiento mensual de 0,4% en torno a julio . 

Aunque el huracán obligó a cerrar plantas de productos petroquímicos, resinas plásticas y refinado de petróleo, la producción manufacturera se intensificó en 0,2%. La producción minera cayó 0,6%, como consecuencia de las interrupciones de la extracción de petróleo y gas en el Golfo de México frente al riesgo de Ida, los servicios públicos se elevaron un 3,3%, ante el ascenso la demanda de aire acondicionado. Por último, la utilización de la capacidad del sector industrial ganó 0,2 puntos porcentuales, llegando a 76,4%, una tasa que se encuentra 3,2 puntos porcentuales por debajo de su media a largo plazo (1972-2020).