Más de 100 niños Wayú recibirán clase en aulas dignas



Por: Inter Rapidísimo

 

Un desierto amarillo con un contraste de cielo azul y un sol inclemente, acompañan el recorrido al entrar a La Guajira. No existe un tiempo exacto de viaje, el cansancio y la inmensidad de la desolación del camino cuentan los minutos para llegar a la ranchería Wayú.

 

Mulujuitchon hace parte de las zonas más afectadas de Colombia por la desnutrición, la falta de educación, la ausencia del Gobierno y su escasa ayuda para suplir las necesidades básicas de esta población.

 

Entendiendo esta realidad, la Fundación Caminos de Identidad (Fucai) junto a Inter Rapidísimo se han unido para transformar las aulas de clase, en precarias condiciones, en las que se educaban los niños de la comunidad de Mulujuitchon, del departamento de La Guajira.

 

La zona rural ubicada en Riohacha se unió a esta iniciativa para apoyar a su comunidad, junto a cinco voluntarios convocados por la compañía de mensajería y varios miembros de la Fundación, quienes trabajaron durante 12 días continuos para entregar un lugar digno en el que los niños ahora podrán recibir sus clases. 

 

Marisela Camargo, docente del colegio de la comunidad, explicó que “anteriormente los niños recibían sus clases debajo de los palos, pero gracias a los esfuerzos de la directora, se ha logrado que varias entidades se unan a estas iniciativas, entregando pupitres y una estructura digna para educar a los niños Wayú”.

 

Por su parte, Norman Chaparro, presidente de Inter Rapidísimo, señaló que, “esta ha sido una labor de mucho esfuerzo, en la que los miembros de la compañía junto con Fucai y los voluntarios, le están demostrando a Colombia que, con pequeñas acciones, se pueden lograr grandes cosas”.

 

Otra problemática de la zona rural ha sido el acceso al agua, por lo cual Inter Rapidísimo y Fucai se unieron con la comunidad para hacer un pozo profundo, a través del cual los habitantes puedan extraer agua de la tierra para satisfacer sus necesidades básicas.

 

“Este es un trabajo de la sociedad civil donde Fucai e Inter Rapidísimo hacen parte de la solución contribuyendo a que los niños indígenas tengan garantizado el derecho a la educación digna y los miembros de la comunidad de Mulujuitchon aseguren su acceso al agua. Trabajamos de la mano de profesionales con experiencia para sembrar esperanza”, sostuvo Rut Chaparro, subdirectora de la Fundación Caminos de Identidad.

 

Y es que, la educación es uno de los pilares fundamentales para el desarrollo de las comunidades, por esto, se ha convertido en la apuesta más grande para Inter Rapidísimo en convenio con Fucai. La tarea continua y, ahora, el próximo reto para estas dos entidades será la construcción de nuevas aulas en el municipio de Manaure, otra comunidad de La Guajira que también carece de necesidades básicas.

 

 

Más noticias de AmCham Colombia y el país aquí

Noticias de Responsabilidad Social aquí

Eventos de AmCham Colombia aquí