EE. UU. creció 5,7% en 2021, el mayor dinamismo desde 1984  

1 de febrero de 2022

AmCham Colombia presenta una nueva edición del Observatorio Estados Unidos, una actualización semanal sobre las noticias e información más relevantes con respecto a la economía y comercio de este país.  

Bogotá, 01 de febrero de 2022 (AmCham Colombia). – El Producto Interno Bruto (PIB) de Estados Unidos creció a una tasa de 5,7% a cierre de 2021, siendo la mayor expansión en los últimos 37 años, de acuerdo con la Oficina de Análisis Económico. La resiliencia del aparato productivo en el transcurso del año pasado reflejó una recuperación total con referencia a la contracción de 3,4% en 2020, período en que se profundizó el choque exógeno de la pandemia del covid-19. 

Durante el año pasado el aumento del PIB real respondió principalmente a incrementos en la inversión fija residencial (+9%); gastos del consumo personal (+7,9%); inversión fija no residencial (+7,3%); y exportaciones (+4,6%), respectivamente. Esto fue posible ante la provisión de los paquetes de estímulo orientados a brindar mayor liquidez y reactivación de la demanda de los consumidores, destacando el rol de los bajos tipos de interés como mecanismo para impulsar el flujo de movimientos en los mercados financieros. 

Análisis por trimestre  

El robustecimiento de la actividad económica estuvo superior a la estimación de 5,6% realizada por el Fondo Monetario Internacional (FMI), lo que va acorde con el repunte de 6,9% divulgado para el último trimestre, situándose 4,6 puntos porcentuales por encima del tercer trimestre, que fue revisado a 2,3%. Sobre este particular, es el ritmo más fuerte a lo largo de 2021 pese a las presiones en la situación sanitaria por causa de la propagación de la variante Ómicron que llevó a una escalada en los contagios diarios y hospitalizaciones.  

Aunque el resultado para el cuarto trimestre de 2021 supone una reactivación importante con respecto al período anterior, se hizo énfasis en que la información es preliminar y está sujeta a una eventual variación para la revisión programada el próximo 24 de febrero. Adicionalmente, se prevé que el impacto de Ómicron en el aparato productivo comience a surtir efecto en el lapso comprendido entre enero y marzo de 2022, sumado a los efectos estacionales en el mercado laboral por el cese de la temporada de final de año. 

Es preciso señalar que, en el curso de los dos primeros trimestres de 2021 se observó un impulso de 6,4% y 6,7%, para cada uno, facilitando el retorno a niveles de producción prepandemia a mitad de año. No obstante, dicho crecimiento suavizó a una tasa de 2,3% entre julio y septiembre al tener en cuenta las tensiones de la propagación de la variante Delta y agudización de las disrupciones en las cadenas de suministro, así como escasez de contenedores en el comercio internacional.  

Reserva Federal se alista para subir los tipos de interés 

La reunión del Comité Federal del Mercado Abierto (FOMC, en sus siglas en inglés) informó los esfuerzos de la autoridad monetaria para acelerar el ‘tapering’ o reducción en las compras de activos luego del encarecimiento de los bienes y servicios en el segundo semestre de 2021. Si bien se mantuvo la tasa de interés en el rango de 0% y 0,25%, se brindaron indicios acerca de un incremento en la siguiente reunión que se llevará a cabo entre los días 15 y 16 de marzo. 

En la conferencia de prensa, Jerome Powell, presidente de la Fed, afirmó que, “en vista del notable progreso que hemos visto en el mercado laboral y una inflación muy por encima de nuestro objetivo de 2% a largo plazo, la economía no necesita más del estímulo de la política monetaria”. Además, agregó que, “por ello, estamos reduciendo progresivamente nuestras compras de activos y esperamos que pronto sea apropiado elevar el rango objetivo del tipo de los fondos federales”. 

Las expectativas del mercado giran alrededor de una elevación en las tasas para la próxima reunión, cuando los tipos de interés podrían llegar al rango entre 0,25% a 0,5%, de conformidad con CME FedWatch. Por último, cabe resaltar que, la decisión del rango actual cercano a cero surgió en marzo de 2020 como medida de choque ante las repercusiones económicas que trajo consigo la pandemia del covid-19. 

Deterioro en la confianza del consumidor a 113,8 pts. 

The Conference Board reveló las perspectivas de los estadounidenses para el primer mes del año, notificando un debilitamiento en el índice de confianza al consumidor al situarse en 113,8 pts., un descenso de 1,4 puntos porcentuales referente a los 115,2 pts. de diciembre. El desempeño mensual se ubicó por encima del pronóstico de 111,8 pts. realizado por analistas económicos consultados por Bloomberg. 

El indicador de situación actual, que se basa en la evaluación de los consumidores sobre las condiciones actuales del mercado laboral y empresarial, mejoró a 148,2 pts. después de la lectura de 144,8 pts. en el período antecesor. Mientras tanto, el índice de expectativas, que sintetiza las perspectivas a corto plazo, disminuyó a 90,8 pts. desde los 95,4 pts., evidenciando una posible moderación en el ritmo de crecimiento para el primer trimestre de 2022. 

Según el reporte, la proporción de las personas que planean comprar bienes durables en los siguientes seis meses aumentó al consolidarse una mayor propensión a la adquisición de inmuebles, automóviles y electrodomésticos. La preocupación por la inflación continúa siendo alta, pero cedió por segunda vez consecutiva tras alcanzar su pico en noviembre de 2021, paralelamente a una leve alza en la inquietud por la pandemia a raíz de la expansión de Ómicron en el país.