Apoyo Bipartidista a proyecto de Ley Bicentenario Colombia-EE.UU. abre nueva era en relación bilateral: Senador Menendez




La iniciativa tiene ahora consenso republicano y demócrata  y comenzará trámite en el Comité de Asuntos Exteriores del Senado de EE.UU. Destina hasta 200 millones de dólares para impulsar cierre de brecha digital de pymes.

  • Fortalecerá estrategia de nearshoring en el Hemisferio Occidental y fortalecer cadenas de proveeduría hacia Estados Unidos
  • El proyecto destina recursos para fortalecer bilinguismo

Bogotá, 27 de mayo  de 2022 (AmCham Colombia).-  Un importante respaldo en el Congreso de Estados Unidos recibió el proyecto de ley de apoyo a Colombia propuesto por el presidente del Comité de Asuntos Exteriores del Senado de EE.UU. Bob Menéndez y su colega Tim Kaine, con el apoyo de los senadores republicanos Roy Blunt, Roger Wicker y Jerry Moran, quienes suscribieron la iniciativa que ahora se llamará “Ley de Alianza Bicentenario Estados Unidos- Colombia”.

La iniciativa, de acuerdo con la información divulgada por el Comité de Asuntos Exteriores del Senado, reforzará la designación de Colombia como aliado estratégico, no miembro de la OTAN, de Estados Unidos, anuncio que hizo esta semana el presidente Joe Biden. El consenso bipartidista para este proyecto de ley mantiene el espíritu para aumentar la inversión de EE.UU. en empresas colombianas, impulsar el crecimiento económico, gobernanza democrática, lucha contra la corrupción y seguridad internacional.

Así mismo, propone acciones para fortalecer las cadenas de suministros en Estados Unidos en el hemisferio occidental e incentivará la creación de oportunidades para mujeres empresarias y de comunidades afrocolombianas e indígenas.

“Estoy muy orgulloso de recibir el apoyo de mis colegas en avanzar en la Ley Bicentenario Colombia-Estados Unidos que representará un gran paso adelante en nuestros esfuerzos para asegurar un Hemisferio Occidental más brillante, libre y próspero. Demócratas y republicanos se han unido para iniciar una nueva era en las relaciones entre Colombia y Estados Unidos que refleje mejor las complejidades, desafíos y oportunidades del mundo moderno. El creciente apoyo bipartidista a nuestra propuesta no solamente asegurará que será adoptada por los Estados Unidos pero también demuestra nuestro reconocimiento a Colombia como jugador clave en el escenario mundial y nuestro más importante aliado en América Latina”, dijo el senador Menéndez.

Por su parte el senador republicano Roy Blunt señaló que “mientras celebramos los 200 años de relación entre Estados Unidos y Colombia, tenemos la oportunidad de identificar maneras en las que podemos trabajar juntos para asegurar una duradera y sólida sociedad en el futuro. Estoy orgulloso de ser copresidente de la Fuerza de Tarea Colombia-Estados Unidos que ha unido a líderes de Colombia y Estados Unidos para fortalecer la cooperación económica, diplomática y de seguridad. Este proyecto de ley apoyará esos esfuerzos y enviará un mensaje importante a Colombia sobre nuestro compromiso de trabajar juntos para avanzar juntos en nuestras metas y valores comunes”.

La directora de la Cámara de Comercio Colombo Americana, AmCham Colombia, María Claudia Lacouture destacó la iniciativa. “Colombia y Estados Unidos tienen mucho camino por recorrer, es el momento de intensificar los acercamientos y la exploración de mayores oportunidades e iniciativas bipartidistas como la ley de alianza bicentenario generan un marco sólido de crecimiento y cooperación que beneficia a los dos países”, expresó Lacouture.

LOS DETALLES DEL PROYECTO DE LEY

La iniciativa que comenzará trámite en el Senado de Estados Unidos crea el  Fondo Empresarial Colombo-Americano, el cual sería conformado por expertos con experiencia en la financiación del desarrollo con el objetivo de establecer las prioridades de la política de desarrollo para Colombia.

Allí, según el texto del proyecto de ley, se contemplan recursos por US$ 200 millones cuyo destino definirá la Junta Directiva del Fondo priorizando los siguientes criterios:

  1. Al menos el 35% de las inversiones, donaciones y gastos del Fondo Empresarial Colombo-Americano se destinarán a proyectos y actividades de las pequeñas y medianas empresas para que trabajen en el cierre de la brecha digital por medio de la transformación digital, big data, inteligencia artificial e Internet de las cosas.
  2. Al menos 50% de las inversiones, donaciones y gastos del Fondo Empresarial Colombo-Americano se dirigirán a las pequeñas y medianas empresas en propiedad de mujeres.
  3. Se apoyarán a las pequeñas y medianas empresas dedicadas a impulsar el crecimiento, sostenibilidad, modernización y formalización del sector agricultor colombiano.

“La aprobación de estos recursos en el Congreso de Estados Unidos ayudará en el proceso de reactivación económica del país y en particular el crecimiento de pequeñas y medianas empresas y en especial en sectores en donde la transferencia de conocimiento y tecnología contribuirán a que estas empresas se inserten mejor en el comercio internacional y aumenten su competitividad”, dijo María Claudia Lacouture, directora de la Cámara de Comercio Colombo Americana, AmCham Colombia. 

Según la iniciativa, el Fondo tendría una duración máxima de 10 años a partir de la fecha en que se ejecute el primer gasto y anualmente se presentará un reporte al Congreso de Estados Unidos sobre la destinación e impacto de los recursos invertidos de este Fondo.

Promoción del ‘nearshoring’ en el Hemisferio Occidental

Otro elemento que contiene el proyecto de ley tiene que ver con una iniciativa que impulse la estrategia de nearshoring en el Hemisferio Occidental. De acuerdo con la propuesta, el Departamento de Estado en coordinación con la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional y la Corporación Internacional de Financiación del Desarrollo, junto a otras entidades federales deberán formular y aplicar una serie de estrategias para impulsar la relocalización de las empresas norteamericanas en Colombia.

Dentro de la argumentación del proyecto se indica que “se pretende aumentar la resistencia y seguridad de la cadena de suministro para facilitar el traslado de las operaciones de la República Popular China al Hemisferio Occidental. Además, se realizará una evaluación acerca de la situación y eficacia de las políticas actuales de gobiernos regionales, bancos multilaterales de desarrollo y sector privado con la finalidad de potencializar esfuerzos hacia el ‘nearshoring’.”

Para ello, dice la iniciativa, se identificarán los países de América Latina y el Caribe con ventajas comparativas reveladas para el abastecimiento y la fabricación de bienes críticos, así como países con mayores oportunidades de relocalización empresarial, con un énfasis en la asignación de recursos para Colombia.

Abordar los problemas de corrupción y Estado de derecho, modernizar la infraestructura digital y física, reducir las barreras comerciales, facilitar el desarrollo de las empresas, financiar e incentivar las iniciativas del ´nearshoring´ y armonizar los procesos normativos y aduaneros serán los principales enfoques de este proyecto.

En materia de nearshoring, la Cámara de Comercio Colombo Americana, AmCham Colombia realizó un estudio que identificó 108 productos con oportunidad para llegar desde Colombia al mercado de Estados Unidos con ventaja comparativa en relación con China.

De acuerdo con cifras del US Census Bureau, las exportaciones de Colombia hacia EE.UU. en 2021, de esos 10 productos, alcanzaron los US$ 7.066,3 millones, un monto superior a los US$ 6.223,4 millones de 2019 y equivalente a una variación bienal de 13,5%.

“Colombia puede jugar un papel importante dentro de esta estrategia de nearshoring teniendo en cuenta que la gran mayoría de estos productos son bienes intermedios que se venden en Estados Unidos como parte de cadenas de valor en la fabricación de otros productos. La cercanía geográfica entre los dos países y las ventajas de arancel cero producto del Tratado de Libre Comercio vigente desde hace 10 años contribuyen a que el país aproveche esta oportunidad”, explicó Lacouture.

Apoyo al bilingüismo

Un tercer elemento del proyecto de ley está relacionado con el fortalecimiento del bilingüismo en Colombia, para lo cual se destinarán US$12 millones entre el año 2023 y 2027.

De acuerdo con la propuesta el objetivo es impulsar programas innovadores para mejorar el dominio del inglés en los profesores de primaria y secundaria así cómo la creación de cursos de aceleración de inglés como segunda lengiua, incluidos los especializados en negocios y tecnología.

En este propósito se tendrá un enfoque especial a profesores de escuelas en comunidades de bajos ingresos y comunidades subrepresentadas.

“El bilingüismo es uno de los elementos esenciales para el desarrollo del país y en particular para la competitividad. Colombia necesita más jóvenes con el inglés como segunda lengua como parte de la respuesta a las necesidades laborales del país. Esta iniciativa complementa la labor que venimos desarrollando desde AmCham Colombia con el apoyo de la Fundación Buffett para capacitar a jóvenes entre 18 y 28 años de edad tanto en bilingüismo como en otras habilidades que les permitan emplearse y reducir la brecha laboral”, explicó Lacouture.

En este sentido, la iniciativa bipartidista respecto al nearshoring también incluye acciones, tales como compromisos para desarrollar estrategias hacia la formalización y lucha contra la corrupción, adicional al apoyo en la modernización de infraestructura digital y física, reducción de barreras comerciales, normas laborales y medioambientales, facilidad para hacer negocios, y mecanismos de financiación. 

A tal efecto, la legislación insiste en la pertinencia de involucrar la sostenibilidad en las iniciativas del nearshoring, las cuales están destinadas a mejorar la eficiencia energética de las cadenas de suministro, reducir la energía utilizada para el transporte de mercancías a nivel mundial y transición hacia la sostenibilidad medioambiental.  

Mientras tanto, se destacan mecanismos respecto al mercado laboral, puntualizando la asistencia a Colombia para impulsar la fuerza laboral a estándares internacionales de competitividad para lograr mayores oportunidades de empleo. Es así como mediante la coordinación bilateral de agencias y el agregado laboral de los Estados Unidos en Bogotá se pretende facilitar la implementación del “Pacto Laboral Estados Unidos – Colombia”, el cual comprende la defensa de los derechos laborales y cumplimiento de las observaciones de la Misión de Empleo.  

Por último, en lo que refiere a la formación el bilingüismo, se incorporó el aumento de los intercambios educativos entre universidades de Estados Unidos y Colombia a fin de capacitar a la fuerza laboral en el país.