TLC con EE. UU. le abre nuevas oportunidades a Colombia en pospandemia




Las perspectivas favorables de crecimiento en Estados Unidos para este año, apalancarían el fortalecimiento del comercio bilateral con Colombia y la  generación de puestos de trabajo y la recuperación económica del país. 

Bogotá, 13 de mayo de 2021 (AmCham Colombia).- Hoy, más que nunca, es el momento para que Colombia aproveche el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, pues las proyecciones de crecimiento para este 2021 evidencian que ese país retomará su liderazgo global, convirtiéndose en una palanca de crecimiento para Colombia que no solo permitiría fortalecer el comercio bilateral, sino apoyar la generación de empleo, mejorar los indicadores sociales y avanzar en la recuperación económica de nuestro país.  

Así lo dio a conocer la economista jefe de BBVA Colombia, Juana Téllez, durante el foro TLC con Estados Unidos: nueve años de estabilidad y confianza comercial, organizado por la Cámara de Comercio Colombo Americana, AmCham Colombia.   

“EE. UU se recupera rápidamente de los efectos de la pandemia para retomar su liderazgo en el crecimiento global. Las proyecciones que tienen la mayoría de los economistas para este año, en ese país, es un crecimiento sin precedentes de 6.2%, lo cual representa una gran oportunidad para apalancar también el crecimiento de Colombia”, explicó Téllez. 

Nuevas oportunidades para aprovechar  

De acuerdo con la economista del BBVA, los consumidores estadounidenses que ahorraron durante la pandemia ya están empezando a dinamizar su consumo y ahí puede beneficiarse Colombia. También, hay planes de reactivación de inversión, por ejemplo en infraestructura, que van a demandar productos que nuestro país podría ofrecer; y en materia de exportaciones, aún existe un amplio espacio por aprovechar en sectores como el agroindustrial.  

La viceministra de Comercio Exterior del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, Laura Valdivieso, coincidió en que, el agro ha sido uno de los grandes ganadores del TLC pues, desde su firma, ha habido un crecimiento del 18% en las exportaciones agropecuarias, a la vez que, se ha diversificado el portafolio exportador con productos no tradicionales como el aguacate Hass, limón Tahití, uchuva, hierbas aromáticas, tilapia, trucha, entre otros, que antes no tenían acceso al mercado norteamericano. 

“Hoy, Colombia es el principal proveedor de tilapia fresca a EE. UU. con exportaciones del orden de 40 millones de dólares. También, hemos pasado de exportar 29 toneladas de aguacate Hass a más de 3 mil toneladas que equivalen a seis millones de dólares en el 2020; y, en cítricos, el caso más destacado es el del limón Tahití, cuyas exportaciones en 2020 fueron cercanas a los 5.5 millones de dólares”, destacó la viceministra Valdivieso.  

En sectores como las compras públicas y el comercio electrónico también hay oportunidades para Colombia. Según Flavia Santoro, presidenta de ProColombia, en materia de compras públicas se han identificado 125 oportunidades con 68 empresas en 18 países, incluido EE. UU. Por otro lado, la pandemia abrió oportunidades para que los empresarios colombianos vendan en EE. UU. a través de los marketplaces y otras plataformas electrónicas. 

En ese sentido, el presidente del Grupo Zona Franca Bogotá, Juan Pablo Rivera, enfatizó en la necesidad que las empresas, especialmente las pequeñas y medianas, aprovechen las oportunidades que ofrece el comercio electrónico, sobre todo ahora que la virtualidad de los negocios les facilita la llegada a grandes mercados como el de EE. UU. “Lograr ingresar o registrar nuestros productos en estas grandes plataformas de e-commerce va a ayudar a impulsar las exportaciones de las pymes y, así, aprovechar mucho más el TLC”, expresó. 

Vea el Foro TLC Colombia- Estados Unidos acá

Productividad y costo país, los retos 

Por su parte, el presidente de Asobancaria, Hernando José Gómez, considera que si las pymes y Colombia, en general, quiere aumentar su participación en el mercado norteamericano, que hoy es el más grande del mundo y uno de los más competidos, debe resolver primero los problemas de costo país y de productividad que tiene actualmente.  

“A pesar de todos los esfuerzos que se han realizado, tenemos un costo país que hace que perdamos muchas de nuestras ventajas comparativas de tener ese acceso preferencial a EE. UU. Esto se evidencia, por ejemplo, en que tenemos el doble de costos logísticos que tiene cualquiera de nuestros competidores, derivados de los problemas en las vías, costos elevados en los puertos, entre otros”, aseguró Gómez. 

Otro aspecto para mejorar es la productividad de la economía colombiana, que ha disminuido en los últimos 20 años. “Tenemos una serie de multilatinas en Colombia, alrededor de 15 o 20, muy eficientes, pero después de eso, hay un gran vacío, pues no tenemos esas gacelas que estén creciendo, que sean empresas intermedias que se van a volver grandes, sino que hay una gran cantidad de pymes con una productividad bajísima”, puntualizó el presidente de Asobancaria.