El cambio de marca de Itaú finalizará en el primer semestre del otro año



El banco compite en el mercado local con un total de 175 sucursales ubicadas en 14 ciudades y activos por cerca de US$11.000 millones.

Tras la fusión con el banco chileno CorpBanca en 2016, el gigante brasileño Itaú busca convertirse en un jugador relevante dentro del mercado minorista colombiano. En la actualidad, el cambio de marca de las sucursales bancarias, que empezó con los puntos de atención de la antigua red Helm Bank el pasado 22 de mayo, y siguió tres meses después con los de CorpBanca, ya completa 77% del total y se espera que acabe el primer semestre de 2018.

“Hemos avanzado correctamente en la migración e integración operacional. Esperamos finalizar el proceso entre marzo y junio, de modo que estemos listos para empezar como Itaú en el segundo trimestre del próximo año”, aseguró Ricardo Marino, CEO de Itaú Latam.

Desde el 1 de abril de 2016, cuando el carioca Itaú Unibanco, uno de los más grandes de Latinoamérica, se convirtió en el controlador de CorpBanca Colombia (a través de la casa matriz Itaú CorpBanca Chile), la entidad empezó a prestar sus servicios financieros en sus diferentes puntos de atención con la marca Itaú.

El banco encabezado por Álvaro Pimentel compite en el mercado local con un total de 175 sucursales ubicadas en 27 ciudades, 3.694 colaboradores y activos por cerca de US$11.000 millones, lo que sitúa al brasileño como el sexto jugador colombiano aunque su objetivo estratégico es escalar a mediano plazo hasta volverse el cuarto banco más grande del país por activos.

“Finalizar la integración chilena y colombiana está entre los principales desafíos de la entidad bancaria para 2018. En ambos países, queremos capturar las sinergias provenientes de la fusión para posteriormente aumentar la satisfacción de nuestros clientes. Queremos apalancar la experiencia de Itaú Unibanco en nuestro modo de gestión. El diferencial de Itaú será la tecnología”, sostuvo Marino.

Actualmente la entidad, afiliada a AmCham Colombia, está concentrando sus esfuerzos en la transformación digital. De hecho, solo entre Argentina, Uruguay y Paraguay suman 341.000 clientes digitales, estrategia que seguirá la nueva administración en el mercado local.

Fuente: La República