Ventajas y oportunidades que ofrece el teletrabajo en la actualidad



Las prácticas laborales han evolucionado casi que a la par que lo ha hecho la Cuarta Revolución Industrial. ¿Por qué aprovechar sus beneficios en términos de colaboración empresarial?


Bogotá, diciembre de 2019.
Vivimos en un mundo digital con un entorno de negocios dinámico, donde el trabajo sucede en cualquier momento y lugar. En este sentido, el siglo XXI ha impulsado nuevas prácticas laborales y el teletrabajo es una de ellas, pues permite expandir los campos laborales tanto de los empleados como de las empresas. Dentro de los principales beneficios de esta modalidad están la flexibilidad de trabajar desde cualquier lugar, el ahorro de tiempo en traslados e, incluso, la disminución de gastos para la empresa.

 

En palabras de Alejandro González Bedoya, Product Sales Specialist de Cisco: “Para el desarrollo de este innovador y creciente modelo es fundamental que las personas adopten una cultura de compromiso que se ajuste a los lineamientos y las normas que cada organización dispone. Hoy, simplificar el trabajo y ofrecer las herramientas adecuadas para tener conversaciones unidas, impulsa a las organizaciones para que sean más productivas y competitivas, haciendo que el trabajo en equipo sea ágil, flexible y seguro”.

 No se puede pensar en esta práctica sin imaginar la tecnología como pieza clave, por lo que renovarse y contar con las herramientas necesarias es casi que una obligación.

“En Cisco estamos obsesionados por transformar la forma en cómo y dónde trabajamos a través de experiencias de fácil uso, garantizando mayor productividad de los empleados y reuniones más efectivas. De igual forma, estamos comprometidos con la transición que vive el mundo y, por supuesto Colombia, para impulsar la digitalización del país. Recientemente desarrollamos Cisco Webex Teams, el conjunto de soluciones de colaboración empresarial que presenta la nube como el nuevo espacio de trabajo. Gracias a esta tecnología es posible crear espacios virtuales en el cloud con usuarios de dentro y fuera de la compañía para que estos interactúen por voz, texto (chat), vídeo, etc. y conviertan el contacto virtual en una experiencia lo más natural posible”, agrega González.

 
Y es que migrar al teletrabajo no es una tarea fácil. Ningún software, por moderno que sea, funcionará bien si no se cuenta con un hardware que pueda soportarlo. La implementación coordinada de las dos tecnologías contribuirá a generar valor a la compañía y a su talento humano, incrementando la productividad, generando movilidad sostenible, fomentando la innovación y mejorando la calidad de vida de los trabajadores. Asimismo, la empresa deberá comprometerse con su trabajador y garantizar el espacio y las herramientas necesarias para realizar su labor y responder de manera oportuna con sus obligaciones, fortaleciendo así la relación empleador – empleado.

 
González afirma también que en este escenario el espacio deja de ser una limitante. Los conceptos ‘trabajador virtual’, ‘trabajador móvil’ y ‘teletrabajo’ son en realidad una rápida evolución del talento humano a partir del entendimiento y aprovechamiento de la tecnología. Además, agregó que “desde Cisco seguimos trabajamos para acelerar y profundizar los niveles de adopción de las arquitecturas que responden a estos escenarios, tanto con soluciones de conectividad y colaboración, como integrando aplicaciones e innovaciones que faciliten la vida a los trabajadores y apoyen el trabajo de recursos humanos hacia ellos.”