Arroceros lanzan al mercado la marca Fedearroz ‘Gourmet’



Los productores venderán parte de su cosecha directamente al consumidor. Avanza la construcción de plantas de secamiento, trilla, empaquetamiento y comercialización.

Los colombianos podrán comprar arroz gourmet marca Fedearroz, y otras presentaciones, a partir de noviembre próximo. En eso consiste la estrategia de comercialización del grano de la Federación Nacional de Arroceros, pues el gremio tomó la decisión de competir con la industria molinera en el mercado nacional.

El objetivo es avanzar en la integración y participar en la cadena de comercialización, en busca de un mejor ingreso para los cultivadores, especialmente en las épocas de cosecha. De la misma manera, la idea es trasladarles a los consumidores parte del menor precio generado por el aumento de la oferta durante algunas temporadas del año.

“El asunto es muy sencillo. Los productores de arroz necesitamos cambiar la cultura de comercialización de la producción, por cuanto esa es la tendencia global”, aseguró el presidente de la Federación Nacional de Arroceros, Rafael Hernández, al señalar que en los próximos días serán abiertos al público los primeros puntos de venta del cereal de la marca Fedearroz.

El dirigente gremial sostiene que desde hace varios meses, los cultivadores de manera individual, han decidido secar, trillar y comercializar su producción, con marca propia.

Molino en Espinal

La junta directiva del gremio aprobó recientemente la incursión de Fedearroz en el mercado del grano al público, en pleno corazón arrocero del país. El proyecto consiste en la construcción de un molino en Espinal, con el objetivo de empaquetar y comercializar el cereal que se produce en la Meseta de Ibagué,en donde el mercado es liderado por las marcas más prestigiosas del grano.

“Lo que buscamos es soluciones de tipo estructural y no coyuntural, y eso implica un cambio en la forma como hacemos la comercialización del arroz. Nuestro objetivo no es sacar a nadie del mercado, pero sí avanzar en la integración del sector”, indicó Hernández Lozano.

Más ingresos

Según los estimativos del gremio arrocero, los ingresos de los productores podrían aumentar hasta en un 20% al participar en el último eslabón de la cadena, ofreciéndoles a los consumidores su producción de manera directa. Esa es una forma de solucionar los problemas que se generan en la comercialización y que afectan a los cultivadores en épocas como la actual, cuando se registra una sobreoferta y la industria les baja el precio a los cultivadores, pero no lo hace en la misma proporción a los consumidores.

La estrategia inicial de los productores no es quedarse con el mercado y acabar con la industria molinera, pero sí se busca participar en la comercialización y favorecer a los hogares, en la medida en que la marca propia será de excelente calidad y a precios razonables.

La inversión

El gremio arrocero inició hace dos años el plan de integración de la cadena, entre la producción y la comercialización.

El primer paso se dio mediante la construcción de tres plantas de tratamiento en los municipios de Pore (Casanare), en operación; Puerto López (Meta), en construcción; y Valledupar (Cesar) en operación, con capacidad para secar 1.150 toneladas de grano en cáscara, y trillar unas 10 toneladas por hora.

A ello se suman los proyectos desarrollados por asociaciones de productores como Asopromojana, Asoprolana, Asoganac y Coagronorte, que han entrado en la era del secamiento, trilla y comercialización de arroz con marca propia. Esto se está haciendo en los municipios productores y en las zonas de influencia de este cultivo.

Fuente: Portafolio