Bajar los costos de transporte del café, el principal reto para los exportadores



Este rubro representa 37% de los gastos logísticos al vender al extranjero.

En el marco de la versión 81 de la Cumbre Cafetera organizada por la Asociación Nacional de Exportadores de Café de Colombia (Asoexport) y la Asociación Nacional de Comercio Exterior (Analdex), los empresarios de la cadena exportadora definieron cuáles son los mayores retos que enfrentan para comercializar el grano a nivel internacional, teniendo en cuenta que la mayor parte del café que se exporta, sale como commodity.

El primero estaría relacionado con los altos costos del transporte dentro de la logística de exportación. Según Javier Díaz, presidente de Analdex, el costo logístico equivale a 15% del precio del producto final, y de este porcentaje 37% corresponde a gastos de transporte, siendo este el mayor rubro del proceso. Por lo que, para Gustavo Gómez, director de Asoexport, disminuir el costo por transporte es el reto principal.

“Casi 67% del café que sale de Colombia lo hace por Buenaventura, por eso los problemas de orden público también incrementan el valor del transporte”, asegura Gómez. Por lo que el reto también estaría relacionado con un control efectivo de las protestas, para evitar mayores gastos de flete o demoras en las entregas a los clientes.

El segundo reto está relacionado con la capacidad de carga de los camiones. Según Gómez, un contenedor puede albergar hasta 275 sacos de café, pero los camiones pueden transportar 500. Un cálculo que no les sirve a muchos exportadores. “Se esta tratando de asociar empresas con destinos similares para que la ocupación de los camiones llegue a 100%”, dijo el directivo. Una iniciativa que ya vienen trabajando con Logyca, firma que está desarrollando aplicaciones para optimizar los envíos.

El tercer reto son las restricciones que tienen las empresas exportadoras. Gómez señaló que la guía de tránsito emitida por la Federación Nacional de Cafeteros (FNC) solo se expide en ciertos horarios, lo que retrasa las entregas de café. “Se busca que se pueda obtener en línea”, agrega el director del gremio, quien también evalúa la pertinencia de este documento a la hora de hacer una exportación.

El cuarto reto es para las navieras. Liborio Cuéllar, gerente de Hamburg Süd Colombia, asegura que desde los años 80 ha habido muy poca innovación en el transporte de café por contenedores. “El café naturalmente es húmedo y en el viaje adquiere mucha más humedad”, por lo que se usa un sistema de empapelamiento del contenedor, que igual no asegura que el café llegue en las más óptimas condiciones. “El problema es mayor en esta época donde hay calor y se llega a invierno,” por lo que se necesita más innovación para que el café llegue más seco

El quinto reto sería con la celeridad en la emisión del certificado de origen del café, necesario para recibir el pago de los compradores internacionales. Este puede demorarse hasta más de una semana, lo que genera pérdidas a las empresas que no recuperan la inversión.

El plan de la ANI para las vías terciarias
Dimitri Zaninovich, presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), asegura que como parte del plan para apoyar la exportación de café y el desarrollo de toda la cadena se están haciendo desarrollos en vías terciarias. Se tienen identificados $700.000 millones que podrían ser invertidos en el mejoramiento de las carreteras de los departamentos cafeteros, que serían ejecutados con apoyo de los comités departamentales cafeteros, dado que “ellos son socios ideales porque conocen su terreno y tienen una institucionalidad organizada”.

Fuente: La República