Cambios en el consumidor colombiano generan necesidad de adaptación por parte de las empresas



En conversatorio con AmCham Colombia, el presidente y fundador de RADDAR, Camilo Herrera aseguró que, si bien el consumo se ha visto disminuido por la pandemia, este es un momento para entender el comportamiento del consumidor dentro del hogar para poder aprovechar las oportunidades.

Bogotá, 12 de agosto de 2020 (AmCham Colombia). “Las cosas no están tan mal como todo el mundo cree” expresó Camilo Herrera, presidente y fundador de Raddar al inicio del conversatorio Cambios del consumidor Colombiano  que se llevó acabo en el tercer día del evento “Agosto Estados Unidos – Colombia”, organizado por la Cámara de Comercio Colombo Americana, AmCham.

 

La metodología de gasto de los hogares de RADDAR mostró que la recuperación presenciada en mayo y junio, después de la gran caída en abril, fue en cierta medida frenada en julio por diferentes factores, la inflación que refleja menores ingresos de los hogares, la prima que no fue percibida por muchos hogares y los días sin IVA que les quitaron dinero disponible a otros sectores.

 

Oportunidades en medio de la crisis

 

Si bien se espera por parte de RADDAR que la recuperación no sea tan rápida y pueda tomar varios años, el hecho de que alrededor del 80% del gasto de los hogares se realizara fuera del hogar, genera le necesidad de adaptación por parte de las empresas, comercios, hogares e incluso el estado.

 

“Lo que estamos viendo es que hay una recuperación, pero también una contención de compra porque los hogares en Colombia aún tienen plata, claro, no todos. Al tener una inflación menor y el mismo salario, evidentemente la capacidad de compra de los hogares está creciendo y ya el gasto está empezando a recuperarse”, aseguró Herrera.

 

“En este momento tenemos un gasto que está frenado más porque la gente no puede salir a comprar que porque no puede comprar”, mencionó  Herrera, quien mencionó que al analizar las dinámicas de gasto diarias de los hogares empiezan a surgir otras necesidades, en donde el gasto en domicilios se ha duplicado “y entra como un intermediario fundamental en la operatividad de compra de los hogares y esto es un reto de marketing monstruoso”.

 

Herrera aseguró que “hoy no tenemos claridad de donde estamos y lo que tenemos que hacer es prepararnos para lo que viene”. Al estar dentro del hogar los consumidores tienen mucho más tiempo disponible durante el día y está cambiando el tiempo de consumo de bienes y servicios. “Usted gasta 590 horas al día de consumo y como empresario es muy importante entenderlo” añadió.

 

“Con el aislamiento el tiempo se ha ido contrayendo en función de que la gente no puede hacer cosas y la estructura del tiempo está cambiando” aseguró Herrera por lo que “entender al consumidor y comprador son dos cosas diferentes que nos tienen que poner a pensar”. El hecho de que las personas estén comprando más desde la casa y consumando más desde la casa, llevan a la necesidad de que las empresas tengan que entender el comportamiento del consumidor dentro del hogar.

 

Para Camilo Herrera las recomendaciones hacia las empresas son: (1) enseñar al usuario a usar bien el producto y sacarle el máximo rendimiento, (2) recomendar al usuario que no debe hacer con el producto y (3) preguntarle al usuario, que más se hace con el producto, dado que las experiencias del consumidor dentro del hogar son esenciales.

 

Por último, Camilo Herrera aseguró que el consumo de los hogares va a ser mucho menor en lo que resta del año a periodos pasados comparables, con “una de las navidades más difíciles de la historia” por lo que el enfoque tiene que cambiar de “go to market” hacia “go to market”, ya que existe la posibilidad única y probablemente irrepetible en la historia de reinventar las fechas importantes de consumo como la navidad, Halloween, black Friday, entre otros.