El BID reconoce las tendencias de “nearshoring” y las ve como motor de recuperación



En dialogo con AmCham Colombia, el director ejecutivo para Colombia y Perú del Banco Interamericano de Desarrollo, Sergio Díaz-Granados habló sobre los motores de crecimiento que van a permitir la recuperación en los próximos años.

Bogotá, 14 de agosto de 2020 (AmCham Colombia).- Las consecuencias económicas y sociales de la pandemia son de un gran desafío para entidades multilaterales que van a tener que ajustar sus planes y aumentar la capacidad de respuesta. Así lo afirmó Sergio Díaz- Granados, director ejecutivo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para Colombia y Perú, durante el ciclo de conversatorios sobre la relación entre Estados Unidos y Colombia que realiza este mes la Cámara de Comercio Colombo Americana, AmCham Colombia.

“El momento que tenemos al frente es uno de los momentos más críticos en la historia del banco en el sentido de su desafío hacia la región, tenemos una pandemia de duración indefinida y de magnitud desbordada”, puntualizó Díaz Granados, quien además agregó que “la pregunta va a ser, dónde están esos motores de crecimiento que permiten recuperar el empleo”.

Si bien el BID y otros organismos multilaterales enfrentan un gran reto, el ex ministro colombiano aseguró que “tendremos un canal de trabajo fuerte con los gobiernos, pero también con el sector privado, el cual tiene un gran rol que desempeñar en la reactivación, la generación de empleo y en generar usualmente un circulo virtuoso de crecimiento”.

La reflexión del BID acerca de la recuperación consiste en cuatro pilares fundamentales que son, (1) buscar la atracción de inversión al país para relocalizar industrias dadas las tensiones que se han generado en las cadenas globales de valor, (2) mayor digitalización, (3) aumentar la capacidad de exportación de servicios, donde el turismo es uno fundamental y (4) el factor central y transversal a todo lo anterior indica que la reactivación tiene que ser sostenible.

Nearshoring

“Lo que estamos viendo en el Banco es esta migración del “made in america” a “made in the americas”. Si bien en los dos últimos años ya existe esta realidad del nearshoring, se ha acelerado producto de la tensión comercial entre China y Estados Unidos. El banco ha hecho una referencia y una reflexión de como movernos de estas cadenas globales a unas cadenas regionales de valor que permitan conectar la región con los centros de consumo más grandes como Estados Unidos y Europa”, expresó Díaz Granados.

Añadiendo que “la pandemia y la interrupción de la producción mundial generó un retraso del cumplimiento de las entregas y desnudó más rápido el problema, por lo que ha logrado traer a conciencia dentro de las juntas que hay que relocalizar la producción cerca o dentro de las áreas de consumo”.

“Ahí el banco quiere prestar un servicio porque la razón por la que el banco fue creado en su momento era fomentar la integración económica dentro de las américas. Hoy el tema tiene que darse por vía de inversión, porque se requieren esos recursos para generar empleo, gran parte del ajuste de nuestros planes de trabajo irá orientado en esa dirección” dijo Díaz-Granados.

Como respuesta a lo anterior el BID ha desarrollado distintas discusiones y plataformas para conectar a empresas de Norte América con la región, buscando la manera de generar conocimiento entre empresas, a lo que el Director Ejecutivo afirmó que “es un proceso lento que exige conocerse y generar confianza, pero creo que ya comenzó porque cuando uno mira todas las señales desde 2019 apuntan a eso”.

Servicios

Otro de los motores de crecimiento del BID para la reactivación es aumentar la capacidad exportadora de servicios, “vamos a tener una expansión en la venta de servicios y necesitamos tener que empeñar mucha más dedicación al mundo de servicios porque por ahí es por donde va a llegar parte de la recuperación” expresó el director ejecutivo.

“El banco ha tenido experiencias históricas con el sector turismo. La reflexión del banco es que el turismo tiene que ser un motor para la protección de la naturaleza y de nuestros activos culturales y al mismo tiempo un gran generador de empleo y por lo tanto un corrector de la pobreza. Vemos en el turismo una gran oportunidad especialmente para los grupos que han tenido una gran dificultad para entrar al mercado laboral, como son los jóvenes y las mujeres” dijo Díaz-Granados.

El Director-Ejecutivo del BID para Colombia y Perú hizo énfasis que en medio de este proceso de ampliar la capacidad del banco para hacer más en turismo llegó la pandemia y que esto los obligó a pensar que deberían hacer en adelante. “Probablemente zonas o lugares que antes no veíamos necesaria la presencia del banco para financiar hoy están emergiendo como zonas o regiones que requieren la atención del banco”, expresó.

Sin embargo, la naturaleza de la pandemia imposibilita que el turismo se realice de la misma manera que antes por lo que Díaz- Granados aseguró que toca reflexionar exactamente que tipo de producto tenemos que apostarle ahora ajustado a imaginarse que en los próximos años vamos a tener una recuperación mucho más lenta”.

“Hay que pensar fuera de la caja, en el caso de turismo hay que ajustar los productos de forma tal que podamos llegar más lejos y creo que el Banco está preparado para esa conversación tanto en la parte privada como en la parte pública.  Hay que repensar completamente, porque existe una preocupación grande por el gran aporte que ha hecho la destrucción de empleo la parálisis en turismo” mencionó Díaz-Granados.

Conectividad

“Hay un cambio en el “mindset” de lo que debe ser la recuperación hacia adelante, no podemos pensar que vamos a volver al mundo que teníamos antes, la aceleración que hemos tenido en la digitalización va a cambiar hábitos en la forma que trabajamos e interactuamos y no pareciera que vamos a tener el mismo nivel de interacción que tenemos antes de febrero” aseguró Sergio Díaz-Granados.

También mencionó que este es un tema esencial para el Banco ya que la brecha digital entre América Latina sigue creciendo por lo que “habrá que acelerar los temas de conectividad y el acceso real de la gente a las plataformas tecnológicas, por ahí viene una fuente de crecimiento y el banco lo esta previendo”

Sostenibilidad

Díaz-Granados aseguró que existe un factor central ala reactivación factor central y es la sostenibilidad ambiental, “así como se ha acelerado la alfabetización digital y la mayor conectividad, también se ha acelerado una mayor conciencia de la conservación del planeta, porque esta situación de la pandemia es el despertador temprano del problema siguiente”, puntualizó.

Este es un mundo que cambió dramáticamente con el COVID, los hábitos de consumo, la forma en que la gente compra, los requerimientos en las entregas y esto obliga a mirar tanto al mercado interno colombiano como el mercado externo, particularmente la relación con Estados Unidos y entender hacia donde está yendo el consumidor americano y tratar de ajustarse a esa realidad de lo que nos va a acompañar durante los próximos 2 o 3 años.