Empresas, gremios y Gobierno deben trabajar juntos para relocalizar inversión de EE.UU. en Colombia



Tras el anuncio de Estados Unidos de relocalizar sus inversiones de Asia en las Américas, se abren oportunidades para que nuevas compañías se instalen en Colombia, pero se requiere de un trabajo articulado entre el Gobierno Nacional y el empresariado para que el país pueda mejorar en temas como la estabilidad jurídica. 

Bogotá, 16 de septiembre de 2020 (AmCham Colombia).- Colombia lidera la estrategia de relocalización de inversiones de Asia en la región de las Américas que actualmente adelanta Estados Unidos y aunque el Gobierno Nacional trabaja en acciones para aprovechar las oportunidades que se abren, necesita el apoyo del sector empresarial y de los gremios para mejorar en aspectos tributarios, tecnológicos y de certidumbre jurídica para que esa atracción de inversión extranjera sea una realidad. 

Así lo considera la Cámara de Comercio Colombo Americana, AmCham Colombia, que promueve desde hace 65 años la generación de oportunidades de negocios e inversión entre Colombia y Estados Unidos, y ve una gran oportunidad para que nuevas compañías norteamericanas se instalen en el país ahora que EE. UU. anunció su plan de ‘Regreso a las Américas’ que busca convertir a esta región en la más atractiva para la inversión extranjera, mediante estrategias de nearshoring y la relocalización de las cadenas globales de suministro.  

De acuerdo con el gerente de Asuntos Corporativos de AmCham Colombia, Santiago Marroquín, en un conversatorio convocado por la Revista Dinero, nuestro país es el socio comercial preferente de Estados Unidos y recibe el 30% de la inversión extranjera directa de ese país, por lo que tiene unas ventajas, que se han identificado dentro de los análisis que ha realizado la Cámara, tanto para atraer efectivamente esas inversiones como para aumentar sus exportaciones a EE. UU.  

“Hicimos un estudio en el que identificamos 108 partidas arancelarias con las que Colombia puede incrementar la participación de sus exportaciones hacia Estados Unidos. Metales, cementos, productos de la industria química, textiles y manufacturas son algunos de los productos que se podrían beneficiar de la reconfiguración del comercio internacional que ya se venía dando por la tensión comercial entre EE. UU. y China, y que se aceleró con la pandemia de la covid-19”, explicó Marroquín. 

En cuanto a los sectores en los que la inversión extranjera estadounidense podría establecerse en el país, la Cámara en conjunto con el Ministerio de Comercio han identificado potencial en las industrias TIC, metalmecánica, materiales de construcción, químicos, agroindustria y moda. 

¿En qué debe mejorar Colombia para atraer inversión extranjera? 

Si bien, la localización geográfica, capital humano e histórica relación bilateral con EE. UU. son algunas de las ventajas que tiene Colombia para la atracción de inversión extranjera, el país debe mejorar en aspectos que son primordiales para lograr la confianza de los inversionistas y uno de ellos es la estabilidad jurídica. 

“Desde AmCham Colombia vemos con optimismo el trabajo que se adelanta para atraer más inversión al país porque, además, tenemos una economía estable que es favorable para la inversión instalada y para los potenciales inversionistas que puedan llegar, pero debemos generar reglas claras para que las empresas instaladas se mantengan y puedan llegar nuevas inversiones”, puntualizó Marroquín. 

El funcionario enfatizó en que, en el tema tributario, los inversionistas necesitan reglas claras que no se pueden estar modificando cada dos o cada tres años y advirtió que no es adecuado, en este momento de pandemia, apostarle a los impuestos para recuperar la inversión o el gasto que tuvo el Estado, sino que se deben generar otras fuentes de ingreso. 

A nivel local, por ejemplo, Bogotá está contemplando dentro de su plan de reactivación económica algunos impuestos, pero ahora no podemos incrementar el costo tributario porque eso también aleja la inversión y lo que debemos buscar es atraerla para generar más empleo; ya que, entre más puestos de trabajo se generen, más posibilidades tenemos de aumentar nuestros recursos”, aseguró Marroquín. 

Así mismo, el país requiere de una infraestructura que le permita acceder a los mercados internacionales, adoptar nuevas tecnologías, particularmente 4.0, y tener una mano de obra que sea pertinente versus los costos laborales. “En esta misma línea, también es clave la cultura exportadora que, si bien, el Gobierno ha hecho un trabajo importante en este sentido, necesitamos hacer mucho más para fortalecerla”, expresó el gerente de Asuntos Corporativos de AmCham Colombia.