Expertos del Atlantic Council ofrecen hoja de ruta para fortalecer relación entre Colombia y Estados Unidos



El Embajador Goldberg, desde el gobierno de Estados Unidos y el ministro Restrepo, desde el gobierno de Colombia harán seguimiento al documento. AmCham Colombia será una de las organizaciones que, desde los empresarios, va a monitorear la implementación de las recomendaciones. 


Bogotá, 6 de febrero de 2020 (Atlantic Council).-
 En las últimas décadas, Colombia y Estados Unidos han consolidado una alianza mutuamente beneficiosa que ha salvaguardado exitosamente los intereses nacionales de ambos países. Con los avances recientes de Colombia en temas económicos y de seguridad, esta alianza tiene potencial de expansión hoy más que nunca. Por eso, el Atlantic Council reunió a un grupo de expertos liderado por dos senadores estadounidenses, Roy Blunt (Republicano) y Ben Cardin (Demócrata), para diseñar un nuevo plan para la relación bilateral. Este plan capitaliza las transformaciones positivas de Colombia para llevar la relación a otro nivel.

El grupo de expertos está conformado por empresarios, miembros del sector público y líderes de la sociedad civil de Colombia y Estados Unidos. Entre los miembros colombianos se encuentran Maria Claudia Lacouture, Andrés Cadena, Alejandro Santo Domingo, Jorge Mario Velásquez, Bruce Mac Master, Felipe Ardila, Maria Victoria Llorente, Juan Carlos Pinzón, Rosario Córdoba, Luis Fernando Mejía, Alejandro Mesa y Catalina Escobar Restrepo.

La versión en español del reporte del grupo “Una Nueva Frontera para la Relación Bilateral” fue publicada esta semana. Desde su lanzamiento oficial en Washington el pasado septiembre, el documento ha tenido muy buena acogida tanto en Estados Unidos como en Colombia. El embajador de EE.UU. en Colombia Phil Goldberg y el Director de misión de USAID en Colombia Larry Sacks son tan solo dos ejemplos de las figuras de la administración estadounidense que han destacado el reporte y han manifestado su interés en poner en práctica las recomendacions allí recogidas.  Además, al ser un esfuerzo bicameral y bipartidista, con dos senadores y cuatro miembros de la cámara de EE.UU., ha tenido excelente recibimiento entre Republicanos y Demócratas en el Congreso de los Estados Unidos. 

El Presidente Duque dijo que el reporte del Task Force debe ser “la base para la relación bilateral en el futuro” y el ministro de Comercio de Colombia, José Manuel Restrepo, quien participó como ponente durante el lanzamiento del reporte en Bogotá en diciembre, dijo que el Grupo de Expertos del Atlantic Council es una iniciativa que hará llegar lejos a relación bilateral. El Ministro Restrepo incluso se comprometió a monitorear por parte de Colombia la implementación de las recomendaciones. El embajador Goldberg será su contraparte estadounidense.

La directora de la Cámara de Comercio Colombo Americana, AmCham Colombia, María Claudia Lacouture, indicó que será uno de los líderes que, desde el sector empresarial, harán el acompañamiento con los dos gobiernos para implementar los asuntos pendientes relacionados con el Tratado de Libre Comercio y un mejor aprovechamiento de las oportunidades comerciales.

“Estados Unidos es el principal socio comercial del país en todos los frentes y contar con apoyo bipartidista desde Washington facilita que la relación se mantenga estable, con una agenda propositiva y se aborden los asuntos pendientes para fortalecer el comercio bilateral”, dijo Lacouture.

El Grupo de Expertos enfatiza la necesidad de profundizar los vínculos comerciales entre Colombia y EE.UU., promover la formalización laboral y mejorar el sistema tributario en Colombia, y fomentar la innovación, la ciencia, la tecnología y la educación. Además, los expertos proponen ideas innovadoras sobre cómo afrontar el problema mundial de las drogas y la crisis migratoria venezolana, así como recomendaciones para controlar institucionalmente los territorios, promover el desarrollo rural sostenible, mejorar la infraestructura y proteger a los líderes sociales en Colombia.
 

El reporte resalta la necesidad de continuar estrechando los vínculos comerciales entre Colombia y su principal aliado comercial. Desde el 15 de mayo del 2012, cuando entró en vigencia el Tratado de Libre Comercio (TLC), Colombia y EE.UU. se han beneficiado enormemente. Sin embargo, aún queda mucho camino por recorrer. Ambos países deben trabajar para implementar los aspectos pendientes del TLC, armonizar los requisitos sanitarios y fitosanitarios para productos colombianos, facilitar los procesos requeridos como la irradiación a costos competitivos, promover el acuerdo de doble tributación, entre otros. Con el fin de aprovechar las ventajas del TLC, Colombia debe fortalecer su diplomacia comercial y sanitaria, trabajar en la productividad de las empresas y de los agricultores colombianos para diversificar su oferta exportadora y prepararse para lanzar campañas comerciales efectivas para promocionar los nuevos productos que entren al mercado estadounidense. . Así, los países profundizarán el comercio bilateral y fomentarán la creación de nuevos empleos generando mayor productividad y crecimiento económico.

Otra prioridad para el Task Force del Atlantic Council es resaltar el liderazgo de Colombia alrededor de la crisis en Venezuela y facilitar una transición democrática pacifica en el país vecino. Entre las ideas del Grupo está crear nuevos y fortalecer los existentes fondos de donantes para ayudar a Colombia a responder con la crisis migratoria. Asimismo, se propone la creación de grupos de expertos que puedan calcular el impacto fiscal exacto y el nivel de financiación que necesitará Colombia para continuar absorbiendo el creciente número de migrantes y refugiados venezolanos.

Tras la publicación del informe en español esta semana, el Grupo trabajará con los gobiernos de ambos países para implementar algunas de las recomendaciones. Asimismo, con el fin de consolidarse como un actor independiente y apolítico que vela por el fortalecimiento de la relación bilateral, el Grupo de Expertos estará en constante contacto con el Congreso de EE.UU. para informar a los miembros sobre las transformaciones positivas de Colombia y resaltar la importancia de la relación bilateral.