Inversión de EEUU en Colombia aumentó 35% en 1er trimestre de 2020



Según cifras del Banco de la República, la inversión de EE. UU. sigue liderando la lista de países que invierten en Colombia. Durante este tiempo inyectó US$737,1 millones. AmCham Colombia identificó que la industria farmacéutica, manufacturas e insumos para calzado, prendas de vestir y textiles, industria automotriz, alimentos y bebidas son los sectores con mayor potencial para atraer inversionistas estadounidenses que buscan redecir la dependencia asiática.

Bogotá, 16 de junio de 2020 (AmCham Colombia). – En 35,8% aumentó la inversión de Estados Unidos en Colombia durante el primer trimestre de 2020, ratificando que ese país es el principal inversionista extranjero, de acuerdo con las cifras publicadas por el Banco de la República.

Según el BanRep, entre enero y marzo de 2020 el monto de inversión de Estados Unidos al país llegó a los US737,1 millones frente a US$542,7 millones de mismo período de 2019.

La directora de la Cámara de Comercio Colombo Americana, AmCham Colombia, María Claudia Lacouture, destacó que, históricamente, la inversión de Estados Unidos en Colombia que llega a sectores diferentes a los minero-energéticos viene creciendo y en particular a sectores de servicios financieros; manufactura; y comercio textil y confección.

“El comercio internacional se está transformando y Estados Unidos busca nueva proveeduría para reducir la dependencia china, afectada por la tensión con Washington y el efecto en la productividad por la pandemia. Algunas empresas de Estados Unidos vienen trasladando sus procesos a otros países de Asia donde han conseguido beneficios como salarios bajos, como son los casos de Filipinas, India y Vietnam, dado el aumento de los costos laborales en China”.

Sin embargo, subrayó, “la incertidumbre causada por la guerra comercial está poniendo esta tendencia de mover la tercerización de la cadena productiva aún más activa y cercana y es dónde tenemos oportunidad para atraer mayor inversión desde EE.UU”.


Agregó que “en las últimas décadas, las empresas multinacionales han estado explotando cada vez más las ventajas comparativas internacionales al reubicar partes de sus procesos de producción en diversos países, de acuerdo con sus necesidades y comportamiento de mercado, además de ser un mecanismo de protección ante la dependencia de proveeduría desde una sola región, como la asiática y en particular desde China, que se ha visto afectada por la tensión con Estados Unidos y más recientemente por la pandemia del covid-19”.

De acuerdo con el análisis de AmCham Colombia, las multinacionales que se localizan en economías emergentes pueden “beneficiarse de costos laborales relativamente bajos para el ensamblaje de bienes, mientras que el marketing y la I + D se ubican en la base de operaciones, lo que les permite producir de manera más eficiente y mejorar su competitividad”.

Se estima que el 70% del comercio internacional lo generan 25.000 multinacionales con cerca de 250.000 sucursales alrededor del mundo y, por lo tanto, son más vulnerables a ciertos choques de precios causados por medidas comerciales proteccionistas, como los aranceles de importación.

Aproximadamente el 50% de las importaciones y exportaciones brutas totales de los Estados Unidos consisten en bienes intermedios. Esta cifra es aún mayor para China, para la cual el 70% de las importaciones brutas y el 62% de las exportaciones brutas son intermedias.

La directora de AmCham Colombia indicó que dentro de este panorama, “dentro de los sectores en los que Colombia puede atraer inversión extranjera se encuentran la industria farmacéutica, manufacturas e insumos para calzado, prendas de vestir y textiles, industria automotriz, así como industria de alimentos y bebidas sobre las cuales EE.UU. quiere tener proveedores cercanos y con rápida respuesta para disminuir la alta dependencia asiática”.