Libre competencia, clave para atraer inversión extranjera en Colombia



El superintendente de Industria y Comercio resaltó la libre competencia como catalizadora de la inversión extranjera en el país y habló de la importancia de tener unas reglas claras que brinden certeza jurídica a las empresas.

Bogotá, 1 de julio de 2020 (AmCham Colombia).- La libre competencia privilegia la inversión extranjera en Colombia porque no solo impacta en la consecución de más bienes y productos con mejores precios, calidad y regulación; también, permite que las empresas pueden competir libremente, facilita la entrada de nuevos participantes al mercado, promueve la libertad de oferta y demanda; y privilegia la economía de mercado.

Así lo señaló el superintendente de Industria y Comercio, Andrés Barreto, durante un foro virtual convocado por la Cámara de Comercio Colombo Americana, AmCham Colombia, y el Canal 1, que contó con la participación del presidente Iván Duque; el ministro de Comercio, José Manuel Restrepo; y más de 750 empresas.

El funcionario resaltó la importancia de la libre competencia como catalizadora de la inversión extranjera en el país, dado que es un derecho de interés colectivo que asiste a todos, tanto a ciudadanos-consumidores, como a las empresas, la industria y el comercio; y recalcó la importancia de tener unas reglas claras de competencia que puedan derivar en certeza y seguridad jurídica.

En este sentido, Barreto destacó a Estados Unidos como un referente en el mundo, en materia de competencia, por su institucionalidad fuerte e instó al Gobierno Colombiano a seguir algunas de las acciones que desarrolla este país.

“Las democracias más fuertes del mundo son un ejemplo de libre competencia, como es el caso de Estados Unidos que cuenta con una autoridad de competencia dual ejecutiva como la Comisión Federal de Comercio y judicial como el Departamento de Justicia; una arquitectura que esperamos tener algún día en Colombia y ojalá las próximas reformas nos permitan tener esa gran capacidad judicial que le vendría bien a todos los actores”, señaló el superintendente.

Otro de los mecanismos que favorecen la inversión extranjera directa son las integraciones. De acuerdo con el funcionario, antes de la pandemia del covid-19, Colombia era el Estado que más operaciones de integración recibía y procesaba, por lo que, las fusiones y adquisiciones son el mejor indicador que tiene el país para determinar si hay inversión y estabilidad. “Un Estado no sería atractivo si las empresas no quisieran venir o si no hubiera muchas operaciones de integración y creo que ese es el indicador que en la región nos diferenciaba”, explicó.  

El superintendente afirmó que, si bien, Colombia cuenta con la arquitectura, las instituciones y un sistema preventivo y sancionatorio, “nosotros aquí no estamos para ahogar ni asfixiar a la industria y el comercio, sobre todo ahora que enfrentamos esta crisis económica por el covid-19”. 

Añadió que, aunque Colombia no podrá alcanzar los niveles positivos de inversión extranjera y de crecimiento económico que tuvo a inicio de año, el país sigue trabajando en esa senda. “Muestra de ello es el hecho de haber accedido a la OCDE, ya que desmitifica, de alguna manera, muchos temas acerca de que hay incertidumbre jurídica o que no somos una jurisdicción confiable”.