AmCham Colombia, Cámara de Comercio Colombo Americana

Se preparan cambios en procesos contratación estatal de cara a fortalecer la seguridad jurídica



En diálogo con AmCham Colombia, el Director de Colombia Compra Eficiente aseguró que se están planeando algunas reformas que buscan hacer más accesible, flexible y ágil el acceso al mercado de compras y contratación estatal en el país. 

Bogotá, 19 de agosto de 2020 (AmCham Colombia).- La Agencia Nacional de Contratación Pública – Colombia Compra Eficiente está adelantado un proyecto que busca armonizar el sistema de compras públicas y contratación estatal para facilitar su acceso, flexibilidad y fortalecer la seguridad jurídica, de cara a atraer nuevas inversiones y apoyar la reactivación económica en el país. Así lo anunció el director de esta entidad, José Andrés O’Meara, durante un conversatorio virtual convocado por la Cámara de Comercio Colombo Americana, AmCham Colombia. 

Según el directivo, el país cuenta con más de 2.450 formas de contratación estatal que son engorrosas, desde el punto de vista jurídico, para la seguridad que cualquier inversionista requiere al momento de proyectar negocios de infraestructura con el Estado colombiano.   

“Para solucionar esto, estamos trabajando en un proyecto que incorporaría 150 artículos únicamente, los cuales estarían sujetos a una reglamentación de aproximadamente 50 artículos más para llegar a alrededor de 200 normas de contratación estatal en un estatuto unificado”, explicó O’Meara.   

Y es que, según el funcionario, actualmente Colombia tiene 172 regímenes especiales de contratación pública y dado que, las compras estatales ascienden a 155 billones y aproximadamente el 55 % de esos recursos se están ejecutando por regímenes especiales; “no solo se genera inseguridad jurídica, dispersión normativa y pluralidad de regímenes, sino que además la concentración de capitales para llevar a cabo proyectos que aportan desarrollo para el país no se pueden identificar y construir como una política pública unificada”.  

Bajo este panorama, señaló O’Meara, lo que se busca es armonizar el sistema de compras y contratación estatal pues, aunque ya se ha hecho un trabajo importante tanto en materia de los documentos tipo para los proyectos de infraestructura como en acuerdos marco de precios para los bienes uniformes en la adquisición de estos insumos estatales; se requiere una actualización de esas disposiciones para, realmente, generar las soluciones que se están requiriendo, sobre todo en materia de responsabilidad fiscal y legal.  

“Si nosotros mejoramos la Ley 80 de 1993, -por la cual se expidió el Estatuto General de Contratación de la Administración Pública- logrando que no se demore cinco o seis meses la adjudicación de un contrato e involucramos tecnologías de la cuarta revolución industrial para efectos de los controles penales, fiscales y disciplinarios y, por otro lado, fortalecemos la flexibilidad del régimen para que se armonice todo el sistema de compras y contratación estatal; la inversión, la seguridad jurídica y las facilidades del mercado nos van a generar mucho más desarrollo”, destacó el funcionario. 

Y es que, con esta reforma también se busca promover la reactivación económica del país y un mayor acceso al mercado de compras y contratación estatal no solo para la inversión extranjera en infraestructura sino también para las mipymes. “Esto con el fin que, en cualquier pliego uniforme que requiera comprar una entidad territorial, ese micro o pequeño empresario no necesite recurrir a una oficina de abogados para postularse a un negocio estatal y, de esta manera, empecemos a generar esa dinámica que está demandando esta época de pandemia y que también va a brindar oportunidades a todos los colombianos durante los próximos años”, señaló el directivo. 

De acuerdo con el funcionario, este es un trabajo que Colombia Compra Eficiente ya tiene prácticamente terminado, pero debe acudir a unas reuniones previas con la Secretaria Jurídica de la Presidencia de la República, y afianzar el contexto y la viabilidad política para el mismo. “Sabemos que reducir 172 regímenes especiales es una tarea titánica que, si bien, se logra con un solo artículo, los escenarios que pueden transformar generan un diálogo bastante complejo con el órgano legislativo”, puntualizó.  

Reglas claras y estables para atraer más inversión extranjera de EE. UU. 

Jacqueline Ward, consejera Económica de la Embajada de Estados Unidos en Colombia, calificó como positivos los cambios que espera realizar la Agencia Colombia Compra Eficiente, pero advirtió que, es importante tenerlos funcionando de forma rápida, teniendo en cuenta que durante la fase de recuperación económica habrá una gran competencia por recursos en todo el mundo y las empresas van a buscar nuevas oportunidades, por lo que se necesitará contar pronto con unas reglas robustas para atraer esas nuevas inversiones. 

“Estoy feliz de escuchar que se realizarán estas reformas, sobre todo ahora que se anunció la nueva alianza económica entre Estados Unidos y Colombia, ‘Colombia Crece’, con la que buscamos facilitar la llegada de nuevas inversiones al país y, para eso, será clave establecer un campo de juego equitativo y con reglas estables que permitan seguir fortaleciendo la relación entre nuestros países”, afirmó Ward. 

El country manager en Colombia de Aecom, Linas Grigaliunas, coincidió en la necesidad de contar con mejores reglas jurídicas en el país, particularmente, tras el impacto de la pandemia por el covid-19 que ha cambiado la manera como se desarrollan los negocios y donde la confianza inversionista se convierte en un elemento crucial para lograr la recuperación de la economía.  

Al respecto, Enrique Gómez, socio ejecutivo de Holland & Knight, señaló que, para lograr hacer realidad estos cambios en el corto plazo, se requiere de un trabajo conjunto y coordinado entre el Gobierno, el Congreso y el sector privado, tanto norteamericano como de Colombia.