Desempleo en EE. UU. cae a 4,8% su mínimo en 18 meses pese a que se añadieron solo 194.000 nóminas no agrícolas en septiembre




AmCham Colombia presenta una nueva edición del Observatorio Estados Unidos, una actualización semanal sobre las noticias e información más relevantes con respecto a la economía y comercio de este país. 

Bogotá, 12 de octubre de 2021 (AmCham Colombia). – El departamento de trabajo publicó su informe de empleo para el mes de septiembre, reflejando una disminución sustancial en la tasa de desempleo, luego de ubicarse en 4,8%, el nivel mínimo desde marzo de 2020 cuando fue de 4,4%. Si bien se redujo el desempleo considerablemente, se expone un crecimiento débil en las nóminas agrícolas, puesto que se añadieron tan solo 194.000 de las 500.000 previstas por el mercado.

El descenso del desempleo en septiembre fue de 0,4 puntos porcentuales con respecto a la tasa de 5,2% reportada en agosto. Las ganancias de empleo se presentaron en actividades como el ocio y hotelería (+74.000); servicios profesionales y empresariales (+60.000); comercio minorista (+56.000); y transporte y almacenamiento (+47.000). No obstante, hubo una caída en los servicios educativos (-18.900), una dinámica que obedece en cierta medida a los ajustes estacionales, los cuales se basan las tendencias de contratación.

La tensión en ciertos sectores de la economía persiste, especialmente entre los trabajos de baja remuneración, dado a que no se han recuperado conforme a los más cualificados. El número de desempleados se redujo en 710.000 personas, llegando a los 7,7 millones, siendo una caída notable desde sus máximos registrados entre el repunte observado entre febrero y abril del año pasado, aunque se mantienen por encima de sus niveles anteriores a la pandemia al tomar como referencia febrero de 2020 cuando las cifras fueron 3,5% y 5,7 millones, respectivamente.

Actualmente, el mercado laboral describe una fuerte demanda de trabajo, pero con una escasa oferta, ocasionando incentivos a los recientes crecimientos salariales con la finalidad de estimular la incursión de trabajadores en la economía. La tendencia a la baja del desempleo puede ser también un reflejo de la escasez de mano de obra, sobre todo entre el personal de apoyo, como los empleados de cafetería y conductores de autobús, mientras las escuelas se apresuran a cubrir las plazas disponibles para el nuevo año académico.

Cabe resaltar que la tasa de desempleo mide la proporción de personas en edad de trabajar que han estado buscando alguna ocupación durante las últimas cuatro semanas y no ha logrado ser contratada, este factor tiene incidencia en el cálculo de septiembre, debido a que menos personas han estado activamente buscando trabajo, una problemática que comprende a 5 millones de estadounidenses y ha afectado en particular a las mujeres a lo largo de la crisis.

PMI del sector servicios asciende a 61,9%

El Institute for Supply Management reveló que los servicios consolidaron un nuevo período de expansión por decimosexta vez en septiembre, donde el índice PMI se situó en 61,9%, un aumento en 0,2 puntos porcentuales con relación a la lectura de 61,7% en agosto. Este resultado tuvo una buena recepción en el mercado tras las estimaciones a la baja de 60%, lo cual pone en manifiesto un escenario propicio y robusto en el transcurso del último mes.

La actividad empresarial registró un 62,3% en septiembre, lo que supone un aumento de 2,2 puntos porcentuales relativo a la cifra de agosto que fue del 60,1%, indicando un crecimiento por decimosexto mes consecutivo, los encuestados declararon que el volumen de negocios ha subido ligeramente, y se está luchando frente a las perturbaciones en la cadena de suministro, al tiempo que los nuevos pedidos se incrementaron en 0,3 puntos porcentuales, pasando de 63,3% en agosto a 63,5%.

El indicador de empleo estuvo en 53%, experimentando por tercer mes consecutivo un alza, después de haberse contraído en junio. Adicionalmente, 17 segmentos de los servicios presentaron ganancias, a excepción de la agricultura, silvicultura, pesca y caza, un rubro en el que también se produjeron pérdidas de empleo. Por su parte, el índice compuesto del sector avanzó por decimosexto mes consecutivo tras una contracción de dos meses en abril y mayo de 2020.