Fed dice que un aumento de 75 puntos básicos podría ser una opción si es necesario




El funcionario de la Fed de St. Louis dijo que hablar de recesión era prematuro, ya que la Fed solo había subido las tasas una vez en este punto

Bogotá 19 de abril 2022 (La República) – El presidente del Banco de la Reserva Federal de St. Louis, James Bullard, dijo que el banco central debe moverse rápidamente para elevar las tasas de interés a alrededor de 3,5% este año con múltiples aumentos de medio punto y que no debería descartar aumentos de tasas de 75 puntos básicos.

“Más de 50 puntos básicos no es mi objetivo en este momento”, dijo Bullard en una presentación virtual ante el Consejo de Relaciones Exteriores el lunes y agregó que la Fed bajo Alan Greenspan hizo tal aumento en 1994 que condujo a una expansión de una década. “No lo descartaría, pero no es mi objetivo aquí”.

El presidente de la Fed, Jerome Powell, ha dicho que es posible un aumento de 50 puntos básicos en la reunión de la Fed del 3 al 4 de mayo. Los comentarios de colegas desde entonces han endurecido las expectativas de que harán ese movimiento, ya que los funcionarios extienden un giro agresivo para frenar la inflación más alta desde 1981.

Bullard repitió que está a favor de una tasa de interés de alrededor de 3,5%, citando una versión de la regla de Taylor, una directriz desarrollada por John Taylor de la Universidad de Stanford que utiliza la inflación, la tasa de desempleo y una estimación de la tasa de interés neutral, para llegar a su estimación.

“No se puede hacer todo de una vez, pero creo que nos conviene llegar a ese nivel para fin de año”, dijo Bullard.

El primer objetivo del Comité Federal de Mercado Abierto debería ser llegar pronto a una tasa neutral, dijo Bullard. El comité estima esa tasa en alrededor de 2,4%.

“Queremos llegar a neutral rápidamente, supongo que es la palabra del día”, dijo, repitiendo una palabra utilizada por varios colegas. “Incluso he dicho que queremos estar por encima de lo neutral ya en el tercer trimestre y tratar de ejercer una mayor presión a la baja sobre la inflación en ese punto”.

El funcionario de la Fed de St. Louis dijo que hablar de recesión era prematuro, ya que la Fed solo había subido las tasas una vez en este punto. Predijo que la economía estadounidense crecería a un ritmo saludable por encima de su tendencia a largo plazo tanto en 2022 como en 2023, y agregó que espera que el desempleo caiga por debajo de 3%.

Las actas de su reunión de marzo mostraron que muchos funcionarios de la Fed estaban a favor de aumentar las tasas en medio punto y solo optaron por el movimiento más cauteloso de 25 puntos básicos debido a la incertidumbre en torno a la invasión rusa de Ucrania.

La cuenta mostró que los funcionarios esperan comenzar a reducir su balance en $95 mil millones al mes, o más de $1 billón al año, y podrían anunciar una decisión en mayo. La gobernadora Lael Brainard dijo el 12 de abril que eso podría significar un inicio tan pronto como en junio.

Un halcón conocido, Bullard ha estado favoreciendo aumentos de tasas más rápidos y agresivos por parte de la Fed. Fue el único disidente en la votación política de 8-1 en marzo, favoreció un movimiento de 50 puntos básicos y también presionó por la reducción del balance.

Esa actitud agresiva también está siendo reflejada por otros bancos centrales. El Banco de Canadá y el Banco de la Reserva de Nueva Zelanda aumentaron este mes sus tasas de referencia en 50 puntos básicos, sus mayores movimientos en 22 años, lo que indica un nuevo sentido de urgencia entre los formuladores de políticas para controlar la inflación.

La actitud agresiva de Bullard aún podría resultar ser un pivote definitorio para los formuladores de políticas de la Fed, dijo Stephen Innes, socio gerente de SPI Asset Management.

“El hecho de que Bullard esté hablando de un aumento de setenta y cinco puntos básicos sugiere que otros halcones están en la misma página”, dijo.

Publicado en La República, disponible aquí