Informe de Política Monetaria en EE. UU. presenta sus recomendaciones económicas para el final de 2021




AmCham Colombia presenta una nueva edición del Observatorio Estados Unidos, una actualización semanal sobre las noticias e información más relevantes con respecto a la economía y comercio de este país. 

Bogotá, 13 de julio de 2021 (AmCham Colombia). – La presentación del segundo Informe de Política Monetaria al Congreso de Estados Unidos estuvo marcada por la reincidencia de la Reserva Federal sobre continuar con su política de bajos tipos de interés frente al respaldo que ha suministrado a la recuperación económica durante el primer semestre del año.

Durante el informe se manifestó que los efectos de la pandemia en el aparato productivo siguen vigentes y por tanto, aún se observan niveles de empleo bajos en contraste con los registrados antes de la epidemia del covid-19. Además, la escasez de insumos y dificultades de contratación en el mercado laboral han restringido a la economía.

El ritmo de vacunación fue un factor a destacar en vista de que alrededor del 48% de los estadounidenses cuentan con su esquema de imnunización completo al 12 de julio, lo que ha permitido que el 2021 sea un año más favorable en materia de reactivación. Si bien el empleo ha presentado dificultades, se han generado más de 540.000 trabajos en promedio durante el primer semestre y la tasa de desempleo pasó de 6,7% en diciembre a 5,9% en junio.

La actividad económica creció 6,4% en el primer trimestre del año, impulsado por un aumento del consumo de los hogares y un sólido incremento en la inversión empresarial a pesar de los cuellos de botella en la producción, mientras que el segundo trimestre se ha caracterizado por un aumento elevado de la demanda en un contexto de elevado ahorro de los hogares, donde se ha presentado un alza en la compra de bienes durables.

Con respecto a la inflación, la Fed afirmó que si el aumento sostenido en el nivel general de precios no disminuye y comienza a empujar las expectativas sobre los precios futuros de manera persistente a los niveles compatibles con su objetivo del 2%, podría propugnar un cambio en la orientación de la política monetaria. De otro lado, se mantendrían las compras de activos a un ritmo de 120.000 millones de dólares mensuales hasta que se produzcan avances sustanciales en materia de empleo e inflación.

Comienza el debate sobre la compra de activos por la Fed

Las minutas del Comité Federal de Mercado Abierto manifestaron el inicio de una discusión con respecto a la reducción del programa de compra de activos por US$ 120.000 millones emitidos y respaldados por el gobierno, el cual tiene como objetivo la recuperación de la economía a niveles prepandemia, teniendo en cuenta una inflación estable y máximo empleo.

Aunque la Reserva Federal ha explicado que el programa se mantiene hasta un restablecimiento sólido del aparato productivo estadounidense, el ‘tapering’ o reducción de las compras de activos podría comenzar antes de lo previsto frente a la solidez en el panorama económico, no obstante, las condiciones actuales requieren de mayor madurez y estabilidad.

Un grupo de miembros del comité sostuvo que es necesario revisar los datos de empleo e inflación con cautela ante la peculiaridad de la reapertura económica, por tanto, no se logró acordar un calendario para reducir las compras de activos, mientras que la mayoría de los economistas privados no esperan que la reducción real de los bonos comience hasta finales de este año o quizás no hasta principios de 2022. La incertidumbre actual no permitió llegar a conclusiones sobre el ‘tapering’, pero si poner las cartas sobre la mesa.

Sector servicios continúa en expansión pese a leve disminución: 60,1%

El índice de gerentes de compras del sector servicios registró un 60,1%, lo que supone una caída de 3,9 puntos porcentuales sobre el máximo histórico de mayo, que fue del 64%. No obstante, junio fue el decimotercer mes consecutivo de crecimiento para el sector, el cual se encuentra en expansión en los últimos meses.

La imposibilidad de satisfacer la creciente demanda en presencia de la escasez a gran escala de insumos, al igual que la existencia puestos de trabajo no cubiertos y problemas logísticos, condujo a un ligero retroceso en la tasa de crecimiento del índice, pero que sigue siendo fuerte. El indicador de entregas de los proveedores registró un 68,5%, evidenciando las dificultades que enfrentan las empresas en temas de logística en atención a que una lectura superior al 50% indica una mayor lentitud en las entregas, lo que va de la mano cuando la economía mejora y la demanda de los clientes aumenta.

De otro lado, 16 sectores de servicios registraron un crecimiento positivo en junio, impulsado principalmente por: arte, entretenimiento y ocio; transporte y almacenamiento; comercio al por mayor y menor; gestión de empresas y servicios de apoyo; servicios de alojamiento y alimentación; servicios públicos; minería; construcción; asistencia sanitaria y social; administración pública; información; finanzas y seguros; servicios educativos; y servicios profesionales, científicos y técnicos.

Nuevas ofertas de trabajo en mayo se mantienen a una tasa de 6%

El número de puestos de trabajo exhibió una leve variación, situándose en 9,2 millones hacia el último día hábil de mayo, de acuerdo con datos proporcionados por la Oficina de Estadísticas Laborales. Además, la tasa de renuncias disminuyó a 2,5%, mientras que las contrataciones se ubicaron en 5,9 millones, reflejando una dinámica moderada en materia de empleo.

La tasa de nuevas ofertas de trabajo se sostuvo en 6%, aumentando primordialmente en otros servicios (+109.000); educación del gobierno estatal y local (+46.000); y servicios educativos (+35.000). Sin embargo, se evidenció una reducción en sectores como arte, entretenimiento y recreación (-80.000); gobierno estatal y local, excluyendo educación (-56.000); y gobierno federal (-17.000).

En mayo hubo alrededor de 3,6 millones de renuncias con una tasa de 2,5%, las reducciones se dieron en una serie de sectores, con los mayores descensos en los servicios profesionales y empresariales (-181.000); transporte, almacenamiento y servicios públicos (-46.000) y fabricación de bienes duraderos (-25.000).

En relación con la tasa de contrataciones fue de 4,1%, disminuyendo en la administración estatal y local, excluida la educación (-56.000); y en la administración federal (-10,000), en donde el efecto fue más robusto en la región noreste. Mientras tanto, los empresarios intentan atraer a trabajadores con primas puntuales que se van pagando a lo largo de unos meses, en un esfuerzo por mantener la fuerza laboral.