Ventas minoristas en EE.UU. sienten presión de aumentos de casos de COVID-19




AmCham Colombia presenta una nueva edición del Observatorio Estados Unidos, una actualización semanal sobre las noticias e información más relevantes con respecto a la economía y comercio de este país.

Bogotá, 21 de diciembre de 2020 (AmCham Colombia). –  La oficina de censo de los Estados Unidos informó que las ventas minoristas cayeron 1,1% mes a mes en noviembre, por debajo de lo esperado de -0,3%. Sólo alimentos y bebidas (1,3%), materiales de construcción (1,1%) y comercio electrónico (0,2%) crecieron dentro de 13 sectores. Las caídas más relevantes fueron en electrónicos (-3,5%), vestuario (-6,8%), grandes almacenes (-7,7%) y alimentos y bebidas (-4%). Adicionalmente, los datos de octubre se revisaron a la baja de 0,3% a 0,1%.

Sectores que se potencializan en época navideña como lo son el de grandes almacenes (-7,7%) o el de vestuario (-6,8%), fueron de los que más se vieron disminuidos, inclusive el comercio electrónico apenas logró crecer 0,2%. El aumento en el número de casos y medidas de restricción adicionales podrían afectar seriamente el boom de temporada y provocar que en diciembre también se de una reducción, en contra de lo que se esperaba en meses anteriores. Por otro lado, el llamado grupo de control, que excluye elementos volátiles y se relaciona fuertemente con el consumo de los hogares del PIB, cayó 0,5% en noviembre después de haber caído 0,1% en octubre.

Así las cosas, el crecimiento del PIB en el cuarto trimestre podría llegar a ser menor de lo esperado actualmente (4,5% anualizado). En este contexto, el inicio del programa de inmunización con más de una vacuna y el estímulo fiscal por $ 900.000 millones de dólares parecen ser buenas noticias. Sin embargo, la incertidumbre sigue presente a medida que el virus continúa propagándose y provoca más restricciones a la movilidad al finalizar el año.

La composición del gasto del consumidor ha favorecido la industria

La producción industrial aumentó 0,4% en noviembre y la producción manufacturera creció 0,8%, por encima de los pronósticos de 0,3% y 0,4%, respectivamente. Esto es aún más positivo si se tiene en cuenta que las horas trabajadas en el sector disminuyeron en noviembre. No obstante, la producción del sector de manufacturas todavía está 5% por debajo de su pico en diciembre de 2018, mostrando que aún hay camino por recorrer.

Hay algunas razones que han contribuido a la recuperación de la industria. Aplicar los protocolos de distanciamiento y mascarillas es más sencillo en fábricas que han tenido estas prácticas durante años. Por otro lado, la composición del gasto de los consumidores ha cambiado, se ha trasladado el gasto de servicios a bienes por la naturaleza de la pandemia.

A medida que siga el programa de vacunación y las condiciones vuelvan a la “normalidad”, el sector enfrentará corrientes mixtas. Por el lado negativo, el gasto tenderá a volver a los servicios. Por el lado positivo, se impulsarán nuevas inversiones corporativas, con un importante estímulo fiscal centrado en infraestructura y energía, así como efectos de competitividad ante un eventual dólar más débil.

El mercado laboral sigue retrocediendo en su recuperación

Las solicitudes de seguro de desempleo se ubicaron en 885 mil en la semana terminada el 12 de diciembre, muy por encima de los esperado de 800 mil. Representando así un aumento de 23 mil desde la semana pasada, el segundo consecutivo, que llevó la cifra a ser la más alta desde principios de septiembre. Este comportamiento se evidenció durante la semana de la encuesta del reporte de empleo de diciembre, por lo que las probabilidades de un resultado negativo a final de año son cada vez mayores.

En total, 20,6 millones de personas siguen reclamando algún tipo de seguro de desempleo, 14 millones reciben asistencia de programas temporales como PUA o PEUC, estos programas vencían el 26 de diciembre, sin embargo, el paquete de estímulo aprobado incluye su extensión y de otros beneficios con un suplemento de $ 300 por semana hasta marzo y un pago único de $ 600 por persona.