FMI y el Banco Mundial desarrollan su reunión anual en medio de conflictos globales

10 de octubre de 2023

La escalada del conflicto entre Israel y Palestina y la guerra de Ucrania eclipsan las intenciones de reformas para reforzar el poder financiero.

10 de octubre (La República)-. Las reuniones anuales del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial dieron inicio esta semana en un contexto de escalada de conflictos globales y problemas de deuda.

Un nuevo brote de violencia en Israel y la guerra demoledora en Ucrania añaden una dinámica sombría a los esfuerzos de los prestamistas con sede en Washington para reunir a sus miembros y mantener el foco en reformas para reforzar su poder financiero.

Las reuniones en Marrakech, Marruecos, que reúnen a los ministros de finanzas, gobernadores de bancos centrales y altos ejecutivos de banca comercial del mundo, se están llevando a cabo en África por primera vez en 50 años. La capital de Kenia, Nairobi, fue anfitriona en 1973, el mismo año de la Guerra de Yom Kippur en el Medio Oriente. Al igual que la violencia actual, ese conflicto tomó a Israel por sorpresa en un momento de fragilidad económica global.

La confluencia de temas, en medio de altas tasas de interés y una perspectiva económica cautelosa, recuerda a los 10.000 asistentes estimados “lo rápido que la geopolítica puede cambiar sus cálculos“, dijo Josh Lipsky, director senior del Centro de GeoEconomía del Atlantic Council.

Nubes económicas

La economía global se ha visto golpeada por la inflación, el ajuste monetario más pronunciado en una generación, la crisis inmobiliaria de China y la invasión rusa de Ucrania, pero la expansión sigue avanzando. Esto hace que los mercados se apresuren a valorar una perspectiva de tasas de interés más altas durante más tiempo, con los rendimientos de los bonos del Tesoro estadounidense a 30 años alcanzando la semana pasada 5% por primera vez desde 2007.

En su informe emblemático Perspectivas de la economía mundial del martes, el FMI elevó su pronóstico de inflación global para el próximo año (5,8% desde 5,2% observado en julio) al tiempo que recortó 0,1% su perspectiva de crecimiento para 2024, a 2,9%.

La política monetaria debe seguir siendo estricta en la mayoría de los lugares hasta que la inflación baje de manera duradera hacia los objetivos”, dijo Pierre-Olivier Gourinchas, economista jefe del FMI, en una sesión informativa. “Aún no hemos llegado a ese punto”.

Si bien las discusiones sobre política monetaria a menudo eclipsan las actualizaciones fiscales en este tipo de conferencias multilaterales, es posible que esta vez se preste más atención a las perspectivas de las tesorerías estatales, ya que muchas de las economías más grandes del mundo todavía están profundamente en números rojos.

Disfunción multilateral

Una vez más, el conflicto corre el riesgo de enturbiar un mensaje coherente del Grupo de los 20, que representa más del 80% de la economía global creada después de la crisis financiera mundial para buscar un camino compartido hacia adelante. Después de que se alcanzara un comunicado de consenso en su cumbre de líderes en India el mes pasado, los próximos ministros de finanzas y gobernadores de bancos centrales enfrentarán el nuevo desafío de abordar el conflicto en Israel y al mismo tiempo equilibrar varias posturas, a menudo enfrentadas.

Esto fue más visible esta semana en China, cuando una delegación del Congreso estadounidense encabezada por el líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer, criticó la respuesta de Beijing a los combates por no apoyar suficientemente a Israel. Al mismo tiempo, la tensión entre Estados Unidos y China será un tema común a lo largo de la semana, mientras el FMI advierte sobre los costos económicos del empeoramiento de la fragmentación política.

Ayuda para la deuda

Las llamadas instituciones de Bretton Woods, junto con el G-20, están en el centro de un esfuerzo por reescribir el manual financiero global en torno al sobreendeudamiento. Montones de préstamos en mercados emergentes obtenidos durante la era de tasas bajas y el aumento de los préstamos de la Iniciativa de la Franja y la Ruta en China ahora han caído en dificultades. Pero nadie sabe todavía cómo solucionarlo.

El esfuerzo, y su muy lento progreso, se pone de relieve el jueves durante una sesión de la Mesa Redonda Mundial sobre Deuda Soberana, un esfuerzo novedoso para reunir a los países deudores junto con el llamado grupo de prestamistas del Club de París, China y otros nuevos prestamistas, así como así como los acreedores privados. Ha sido difícil buscar un enfoque unificado para reestructurar la deuda de un grupo tan diverso y las expectativas de avances son bajas. Sin embargo, es posible que se produzcan algunos avances en casos individuales, y se esperan avances en los acuerdos de reestructuración en Sri Lanka y Zambia .

Reformas de Bretton Woods

Se espera que el presidente del Banco Mundial, Ajay Banga, exponga su visión para el prestamista de desarrollo, incluidos esfuerzos que podrían aumentar los préstamos en más de 100 mil millones de dólares durante la próxima década. La directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, tiene la intención de aumentar las llamadas cuotas del fondo, buscando más dinero de los miembros para ayudarlo a recuperar su lugar en el centro de la red de seguridad financiera global.

Ambos esfuerzos encuentran sus mayores partidarios y obstáculos en Estados Unidos. La Secretaria del Tesoro, Janet Yellen, impulsó la llamada hoja de ruta de evolución del Banco Mundial el año pasado, pidiendo al banco que asumiera un conjunto más amplio de desafíos y movilizara al sector privado.

También ha pedido a los socios que aporten más garantías u otros tipos de financiación para ayudar a fortalecer su influencia crediticia. La respuesta ha sido silenciosa, en parte porque se ha comprendido que incluso los esfuerzos de Yellen para reforzar el banco deben pasar por el Congreso, que se ha visto envuelto en feroces disputas sobre el gasto. Y la Cámara de Representantes de Estados Unidos no tiene ningún líder en este momento.

Los dirigentes del FMI discutirán la fecha límite de diciembre para su decimosexta revisión de cuotas, el plazo para los recursos que todos los miembros aportan a la organización y financian sus préstamos. Estados Unidos está a favor de aumentar los recursos, pero se opone a cambiar el peso de los votos, lo que daría más poder a China.

Georgieva dijo este mes que está interesada en ampliar el papel de los países emergentes y en desarrollo, incluida la adición de un tercer puesto en su junta ejecutiva para representar a África. También apoya darle a China un mayor voto, pero eso no estará sobre la mesa hasta el próximo período de revisión de cinco años.

Recuperación de Marruecos

La “ciudad de la alegría”, como llaman los marroquíes a Marrakech, todavía se está recuperando de un devastador terremoto centrado en la cercana región montañosa que mató a casi 3.000 personas.

Las reuniones revelan que el reino, con problemas de liquidez, necesita US$11.700 millones para pagar la reconstrucción y potencialmente miles de millones de dólares más para prepararse para ser coanfitrión de la Copa Mundial de Fútbol de la FIFA en 2030.

Con unas 60.000 personas sin hogar, la preocupación por las condiciones de vida que enfrentan los supervivientes crece a medida que se acerca el invierno. La semana pasada, la Cruz Roja pidió “necesidades humanitarias urgentes a medida que se acerca el invierno”, incluidos refugios cálidos, letrinas y duchas.

Publicado en La República, disponible aquí