Inflación en EE. UU. desciende a 3,4% en abril ante menor impulso del sector inmobiliario

21 de mayo de 2024

AmCham Colombia presenta una nueva edición del Observatorio Estados Unidos, una actualización semanal sobre las noticias e información más relevantes con respecto a la economía y comercio de este país. 

Bogotá, 21 de mayo de 2024 (AmCham Colombia). – Las presiones alcistas en la inflación Estados Unidos alcanzaron una tasa anual de 3,4% en abril, una disminución de 0,1 puntos porcentuales frente al dato de 3,5% registrado para marzo, de acuerdo con la Oficina de Estadísticas Laborales. El desempeño del nivel general de precios estuvo acorde a las expectativas de analistas económicos encuestados por Bloomberg y refleja una eventual moderación de la inflación al inicio del segundo trimestre de 2024.

En su base mensual, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) se redujo a 0,3% en abril, una caída de 0,1 puntos porcentuales con respecto a la revisión de 0,4% reportada para el cierre de marzo. Sin embargo, la inflación básica, que excluye la volatilidad de los precios de los alimentos y combustibles, retrocedió a un 0,3% mensual en abril, desde el 0,4% de marzo, destacándose como el nivel más bajo reportado en lo corrido de 2024.

Los precios de la vivienda y la gasolina continuaron siendo los mayores aportes a la inflación mensual en abril, explicando un 70% de la variación total. Por un lado, la inflación en el mercado inmobiliario se mantuvo en un 0,4% mensual, mientras que, los precios de la gasolina presentaron una tendencial al alza hasta un 2,8% mensual en abril, marcando un contraste frente al 1,7% registrado anteriormente en marzo.

Entre las demás divisiones de gasto que aumentaron en abril se encuentran, seguros de vehículos a motor (+1,8%); prendas de vestir (+1,2%); servicios de transporte (+0,9%); y servicios médicos (+0,4%), respectivamente. En contraste, los componentes con una reducción de la inflación fueron, autos y camiones usados (-1,4%); tarifas de aerolíneas (-0,8%); mobiliario y funciones domésticas (-0,5%); y nuevos vehículos (-0,4%), cada uno.

Aunque la gasolina persistió como un componente inflacionario en abril, el sector energético sostuvo un crecimiento mensual de 1,1% en los precios, la misma lectura notificada para marzo. Por su parte, los precios de los alimentos se mantuvieron inalterados en abril, después de la subida de 0,1% de marzo, respondiendo a productos más baratos como carnes, pollo, pescado, huevos, frutas y vegetales, así como bebidas no alcohólicas.

Ventas minoristas se mantienen estables en abril

Las ventas minoristas y los servicios de alimentación llegaron a US$ 705.200 millones en abril, siendo similar al nivel registrado para marzo de 2024, según el Departamento de Comercio. Bajo este escenario, el desempeño del sector minorista estuvo por debajo de la estimación de 0,4% realizada por analistas económicos encuestados por Bloomberg, una señal de moderación del gasto del consumidor.

Las ventas del grupo de control, basado en la comercialización de bienes que excluyen componentes volátiles como los automóviles, los alimentos y los materiales de construcción, disminuyeron 0,3% en abril. Lo anterior equivalente a una contracción de 1,3 puntos porcentuales frente al repunte de 1% de marzo, lo que refuerza un posible menor dinamismo en la demanda de los hogares y las empresas ante el endurecimiento de la política monetaria.

A lo largo de abril, los rubros que más se expandieron en comparación con marzo de 2024 fueron, estaciones de gasolina (+3,1%); accesorios y prendas de vestir (+1,6%); y establecimientos de electrónica y electrodomésticos (+1,5%). Sin embargo, se reportaron reducciones significativas en los sectores de comercio electrónico (-1,2%); tiendas de artículos deportivos, instrumentos musicales y libros (-0,9%); y vehículos y sus autopartes (-0,8%), correspondientemente.

Dado el panorama actual, la Reserva Federal todavía estaría inclinándose a mantener las tasas de interés en la próxima reunión de política monetaria, que tendrá lugar entre el 11 y 12 de junio. Esto dada la resiliencia del mercado laboral y la incertidumbre sobre una caída sostenida en la inflación. De acuerdo con el aplicativo CME FedWatch, la probabilidad de que las tasas de interés se mantengan entre el rango de 5,25% y el 5,5% alcanza el 91%, lo que sugiere un mayor retraso en una eventual flexibilización de las condiciones crediticias.