Edición 160-2020 / Guía Turismo          


‘Código Abierto’, el mejor aliado del E-commerce

Por Red Hat


La pandemia de la covid-19 ha permitido que el comercio se adapte a distintos canales para continuar con su actividad económica. Para reactivar la economía, las empresas se han tenido que adaptar a comercios electrónicos para continuar con sus ventas. Según la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico el crecimiento del comercio electrónico fue del 73% entre el 5 de abril y el 3 de mayo.

El código abierto ha sido el aliado perfecto para los distintos sectores de la economía, pues ha permitido que los desarrollos surjan de manera rápida, corrigiendo, anticipando y aprovechando el software disponible, lo que aporta a que las mejoras se realicen de manera ágil.

Con la coyuntura que vive el mundo, el comercio está retado a dar a los clientes una solución rápida para seguir en el mercado y atender cada una de las necesidades de los consumidores. Para seguir en este contacto, es necesario que las compañías utilicen el servicio de nubes para implementar el código abierto en sus procesos.

Gustavo Ramírez, Gerente de Ventas Región Andina de Red Hat explica que “los comercios tienen una tarea grande y es digitalizar el contenido de sus ofertas de una manera más explícita y fácil de identificar, haciéndola dinámica y con menor cantidad de clics. Hoy en día los e-commerce más grandes del mundo utilizan tecnologías open source de base, porque utilizan la nube, que, en su esencia, se basa en el uso del código abierto”.

Para las personas con discapacidad o los adultos mayores, existen herramientas como los asistentes virtuales, que permiten mediante comandos de voz, lecturas de pantalla o software de contraste indicar lo que aparece en la tienda y comprar.

Sin embargo, uno de los desafíos más grandes que tienen las empresas al momento de implementar el comercio electrónico, es que su sistema de seguridad blinde los datos de identificación de los clientes como el número de la tarjeta, el código de seguridad y el ID.

Soluciones como las de Red Hat, contienen una versión que provee parches de seguridad y vigila constantemente el sistema, con el fin de identificar posibles vulnerabilidades para que las compañías no tengan que hacerlo de manera individual.

Adicional al uso del open source, las redes sociales permiten que los productos estén visibles para que los usuarios hagan sus compras a través de canales electrónicos, facilitando su compra y entrega, sobre todo, cuando las condiciones de menos contacto son vitales para reducir la propagación del virus.

Es necesario, que estas empresas aprendan a convivir con la venta tradicional y el comercio electrónico. Para ello, es clave tener en cuenta que cuando se adquiere un software certificado de código abierto, la seguridad está garantizada y se puede configurar según las necesidades de la compañía.

Todo esto permite que los canales tradicionales se integren con los electrónicos, facilitando que el cliente siempre esté en contacto con su marca o negocio favorito y realice su compra de la forma que sea de su preferencia.

Please follow and like us: