Edición 194 - Talento Humano: Empleo y bienestar laboral 2024          


Bienestar laboral: cinco pilares para gestionar el talento humano en el 2024

Foto Compensar

Por Compensar


Bienestar personalizado, salud mental, modelos híbridos de trabajo, competencias digitales y contribución social; cinco aspectos relevantes para la atracción y gestión del talento humano en este nuevo año, según Patricia Moreno, psicóloga con más de 25 años de experiencia en esta área y la gerente de Talento Humano de Compensar.

Lograr que los 3.300 millones de personas empleadas en el mundo, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), contribuyan a la competitividad empresarial al tiempo que mantienen una buena calidad de vida, es un gran desafío cuyo cumplimiento depende, en gran medida, de un correcto direccionamiento del talento humano.

“El crecimiento de las empresas se debe principalmente a sus trabajadores. Si están felices, van a ser más productivos y su negocio va a seguir creciendo y siendo rentable”, se plantea desde la OIT.

Esta dinámica cobra mayor relevancia con las recientes transformaciones del mercado laboral global. Según Eddy Patricia Moreno López, gerente de Talento Humano de Compensar, “en un principio el foco estaba puesto en los temas transaccionales, luego tomó más fuerza el apalancamiento de la estrategia de la organización y, con la pandemia, se intensificó el desarrollo de estrategias para fomentar el bienestar de las personas”.

En ese sentido, Moreno, recomienda tener en cuenta cinco elementos claves para este nuevo año, que refuerzan la gestión centrada en las personas: bienestar personalizado, salud mental, modelos híbridos de trabajo, fortalecimiento de competencias digitales, y contribución social.

Según las Tendencias Globales del Capital Humano 2023 de Deloitte, el sentimiento de los colaboradores ha cambiado y ahora abogan por modelos de trabajo que respondan mejor a sus necesidades y bienestar.

Siguiendo con la gerente de Talento Humano de Compensar, al ingresar a una organización, un colaborador no solo tiene en cuenta los factores contractuales como el salario, el cargo y el lugar de trabajo, sino que también establece un contrato psicológico basado en sus motivaciones personales, sus expectativas y lo que la compañía le ofrece.

De acuerdo con la OMS, se estima que el 15 por ciento de los adultos en edad de trabajar han experimentado un trastorno mental. Frente a ello, este organismo y la OIT hicieron un llamado a la adopción de medidas concretas para tratar estas afectaciones a la salud, en el entorno laboral.

En esta línea, la funcionaria de Compensar plantea: “No todos somos iguales, cada individuo tiene una forma única de enfrentar y gestionar sus emociones. Algunos pueden lidiar fácilmente con el estrés y adaptarse rápidamente a los cambios, mientras que otros pueden necesitar más apoyo y orientación para manejar adecuadamente sus emociones. Por esta razón, es crucial que las organizaciones trabajemos en conjunto para apoyar y desarrollar este aspecto en cada persona”.

El esquema de trabajo remoto ha ganado espacio en el sector empresarial. En Colombia, por ejemplo, -la Encuesta Pulso Social del DANE reveló que el 89,8 por ciento de la población quiere seguir desarrollando sus actividades laborales desde casa. Sin embargo, hay muchas organizaciones en las que se han ido retomando las actividades de forma presencial.

Sobre los modelos híbridos de trabajo, la Gerente de Talento Humano de Compensar señala que esto es fundamental mantenerlos en el 2024, no solo porque representa bienestar para los trabajadores y sus familias, sino porque tiene un impacto importante en el cuidado del planeta y un compromiso con la sostenibilidad cada vez más fuerte.

“Las empresas están llamadas a seguir implementando estas formas de trabajo porque las personas lo están requiriendo y permite lograr el balance entre la vida laboral, personal y familiar. La recomendación es acompañar a las personas en el proceso, brindándoles las herramientas necesarias para que desarrollen remotamente, de la mejor manera sus funciones”, aseguró Moreno.

Un estudio realizado por el Banco Interamericano de Desarrollo reveló que, para 2028, algunas economías podrían dejar de generar cerca de 11,5 billones de dólares de crecimiento del producto interno bruto (PIB), por no abordar la brecha con respecto a las competencias en el uso de nuevas tecnologías, entre su población.

“No podemos dejar de ser conscientes de esta realidad y por eso, en las empresas, debemos capacitar a nuestra gente para que estén a la vanguardia de estas prácticas. Desde hace dos años, venimos desarrollando el programa Idea 4.0, una red de aprendizaje digital para  nuestro talento humano, proveedores y familias, para el fortalecimiento de competencias tecnológicas sobre analítica de datos, experiencia de usuarios, marketing digital, programación, internet de las cosas, machine learning y robótica, lo que ha consolidado la creación de comunidades de práctica que se involucran en el desarrollo de proyectos relacionados a estas tecnologías, dentro de la organización”, destacó la funcionaria de Compensar.

La Guía Laboral Hays 2021, reveló que el 27 por ciento de los encuestados (población Millennial y Generación Z) siempre tienen en cuenta las acciones de Responsabilidad Social Empresarial de las compañías al momento de buscar empleo y el 25 por ciento dejó su puesto de trabajo, en el último año, por su descontento con la filosofía corporativa.

Para Moreno, la sostenibilidad social y ambiental son un factor clave para atraer el talento. Cada vez más los profesionales optan por organizaciones que generen un mayor impacto en la transformación social. Por eso, en Compensar, esta premisa se traduce en encontrar personas con una mayor afinidad entre los propósitos personales con los corporativos, estos últimos orientados a contribuir al bienestar de las comunidades.

Abril 2024