Edición 169 - Agroindustria 2021          


La seguridad alimentaria comienza con el diseño de las instalaciones

Foto Haskell Company

Por División de Alimentos y Bebidas de Haskell Company


Para las empresas de alimentos, la propiedad de una instalación de producción se asemeja a la propiedad de un automóvil conducido por un adolescente.

Mientras que otros propietarios de automóviles se preocupan por la seguridad, el padre de un adolescente con licencia vive con la carga adicional de un mayor riesgo. Con tanto en juego, un padre nunca entrega las llaves sin cierto nivel de inquietud.

Por lo tanto, sucede algo similar con los propietarios de instalaciones de procesamiento de alimentos. Los consumidores confían en la seguridad de los productos enviados desde esas puertas a su mesa. Si se rompe esa confianza, seguramente esa relación importante se acabará y el cliente no volverá a consumir de ese producto.

Desde una perspectiva empresarial, las fallas de seguridad alimentaria tienen un alto costo. Los retiros, la pérdida de espacio en los estantes, el daño a la reputación y las sentencias legales multimillonarias crean riesgos potenciales que deben disminuirse con alta prioridad.

Diseño para la seguridad alimentaria

Con los automóviles, la seguridad se convirtió en una parte estándar del diseño. Los proyectos de instalaciones de procesamiento de alimentos no deberían ser diferentes. El diseño de instalaciones con la seguridad alimentaria como punto focal proporciona beneficios a largo plazo.

Expertos en seguridad alimentaria utilizan el diseño de instalaciones como una herramienta para reducir los riesgos para que la responsabilidad a largo plazo de sus clientes por la seguridad alimentaria sea más fácil de manejar.

El enfoque en la seguridad del diseño comienza con la comunicación con el cliente. Las discusiones de diseño implican una comprensión profunda de los procesos, procedimientos y las capacidades generales del cliente productor de alimentos.

Un equipo de profesionales de diseño y construcción deben determinar la mejor manera de configurar equipos, estaciones de trabajo, instalaciones de descanso y otros detalles.

Un diseño que hace que una sala de descanso para empleados sea fácilmente accesible, al tiempo que mantiene a los empleados separados de las áreas de procesamiento crudo y listas para comer de la instalación, aumenta el potencial de seguridad alimentaria de la instalación.

La elección de materiales específicos para las superficies de los cuartos puede afectar la frecuencia de las pruebas de patógenos y posiblemente resultar en el uso de agentes de limpieza menos costosos.

Diseño de Instalaciones Sanitarias y Análisis de Peligros y Puntos de Control Críticos (HACCP por sus siglas en inglés)

El diseño para la seguridad alimentaria también permite a los clientes aprovechar los ahorros de costos asociados con la ingeniería de valor. Al comprender cómo el diseño afectará los puntos de control críticos, el esfuerzo y los costos asociados con el plan HACCP congruente de una planta, los procedimientos de seguridad alimentaria en curso se pueden estimar de manera más realista.

Los ahorros proyectados a largo plazo debido a procedimientos de seguridad más simples y planes de Análisis de Peligros y Puntos de Control Críticos (HACCP) podrían justificar un aumento de los gastos durante el diseño de ciertas opciones de materiales o equipos. Si las limitaciones de costos requieren la selección de materiales o equipos alternativos, los clientes deben estar dispuestos a aceptar que sus responsabilidades regulatorias pueden variar una vez que la instalación entre en funcionamiento.

Velar por la seguridad en todos los frentes de una compañía es fundamental para el éxito de la misma, construcción de marca y una relación óptima con el cliente. Haskell Company realiza un análisis de la importancia de la calidad de los diseños en la cadena de valor del sector.

Para más información consulte www.haskell.com

Septiembre 2021