Edición 181 - Sector Farmacéutico 2022          


Autonomía sanitaria, entre la producción local y la integración regional

Foto Prospectiva Consulting

Por Prospectiva Consulting


En materia de salud, uno de los objetivos del actual gobierno es el desarrollo de una política de autonomía sanitaria que le permita al Estado garantizar el acceso a medicamentos y tecnologías en salud. En este sentido, el gobierno ha manifestado la intención de trabajar en el fortalecimiento de capacidades para la producción local de productos farmacéuticos y la flexibilización de los derechos de propiedad intelectual relacionados con patentes de medicamentos.

El ministerio de Salud ha adelantado iniciativas importantes en materia de autonomía sanitaria, como es el caso de la Política Farmacéutica Nacional de 2012, cuyo objetivo principal es garantizar el acceso equitativo a medicamentos y servicios farmacéuticos. Además, recientemente adoptó la Política de Soberanía en la Producción para la Seguridad Sanitaria, mediante la resolución 1411 de 2022 que plantea, entre otras cosas, incentivar la producción local de biológicos, biotecnológicos y tecnologías en salud y, mejorar el marco regulatorio en lo referente a propiedad intelectual y autorización de tecnologías en salud en tiempos de emergencia sanitaria.

En el Congreso de la República cursa un proyecto de ley de autoría del senador Pedro Flórez (Pacto Histórico) y la representante Jennifer Pedraza (Dignidad), cuyo objetivo es establecer lineamientos que orienten la creación de una política pública para la autonomía sanitaria. En síntesis, el proyecto de ley busca dotar al Estado de la capacidad suficiente para responder a los problemas de abastecimiento en la cadena global de suministros médicos, que afectan la salud y la vida de los colombianos. Para lograr esto se prioriza el fortalecimiento de las capacidades nacionales en investigación científica, transferencia de tecnología y producción local de medicamentos.

Por otro lado, el gobierno ha manifestado el interés de promover una agenda internacional orientada hacia la flexibilización de los derechos de propiedad intelectual para garantizar el acceso a medicamentos y tecnologías en salud. Al respecto, desde la Cancillería y el ministerio de Salud se respalda el fortalecimiento de la cooperación sur y la integración suramericana, para avanzar en la flexibilización de la propiedad intelectual y la producción conjunta de fármacos y vacunas. El regreso de Colombia al South Centre se ha planteado como una estrategia para posicionar al país como líder en las discusiones de propiedad intelectual.

En el marco del regreso de Colombia al South centre, se han realizado propuestas en torno a la creación de una agencia regional de regulación de medicamentos, que garantice la independencia de los países de la región respecto de la FDA. Para Francisco Rossi, director encargado del Invima y asesor de la ministra de salud Carolina Corcho, esta agencia debe priorizar el enfoque sanitario sobre el comercial y debe ayudar al fortalecimiento de las capacidades de las industrias locales.

La política de autonomía sanitaria del actual gobierno para garantizar el acceso a medicamentos y tecnologías en salud tiene dos componentes principales: el fortalecimiento de las capacidades de producción local de productos farmacéuticos y la promoción de una agenda internacional que impulse la flexibilización de los derechos de propiedad intelectual.

Es importante considerar que el éxito de la nueva política de autonomía sanitaria que propone el gobierno dependerá de su articulación con anteriores políticas, su capacidad de negociación con actores nacionales e internacionales del sector farmacéutico y su liderazgo en organismos multilaterales.

Noviembre 2022