editorial          


Comunidad AmCham Colombia hacia la nueva normalidad

María Claudia Lacouture P.

Directora ejecutiva, Cámara de Comercio Colombo Americana (AmCham Colombia)

[email protected] @mclacouture


Tras dos meses de aislamiento obligatorio en todo el país para contener la expansión del coronavirus o covid-19, hemos vivido un tiempo que nos permitió hacer una pausa para descubrir lo realmente importante para nosotros, valorar lo que tenemos, fortalecer el espíritu solidario y comprender que estamos ante un enemigo invisible al que sólo le podremos hacer frente actuando juntos y coordinados.

El virus sacudió nuestro mundo y nadie puede decir hoy que ha sido ajeno a su impacto. Nos puso a merced de la tecnología para tratar de mantener la cotidianidad, mientras inevitablemente vimos como la economía se frenó en seco como la factura inaplazable para proteger la mayor cantidad de vidas, prioridad que seguirá siendo la número uno ahora que ya varios sectores de la economía han ido retomando vida productiva para tratar de ponerle piso a la caída de la economía que ha cobrado millones de empleos dentro y fuera del país. 

La Cámara de Comercio Colombo Americana, AmCham Colombia, rápidamente se adaptó al cambio y evolucionamos nuestros servicios para los afiliados, acercando a los empresarios con los tomadores de decisiones en el Gobierno Nacional y local para comprender mejor cada medida y contar con información de primera mano que les permita hacer la planeación y ajustes necesarios en su estrategia. 

Y con el apoyo de varios expertos dentro de nuestras empresas afiliadas también transmitimos conocimiento y buenas prácticas intentando aclarar la espesa neblina que trajo el covid-19. Hoy todo nuestro equipo hace trabajo en casa y no ha descansado un solo día en la atención a las empresas y en el mejoramiento de servicios, como la ampliación de la plataforma digital B2B a compañías de todo el país para que los negocios no se detengan o la Feria Virtual de Negocios que comenzó siendo un espacio de acercamiento entre Colombia y Estados Unidos y terminó siendo una actividad de las Américas con la participación de 13 países. 

Hoy comprendemos que tendremos que aprender a convivir con el virus hasta tanto la ciencia, que trabaja con toda intensidad y rigurosidad, encuentre una vacuna que detenga el covid-19 y especialmente los trágicos efectos en el sistema respiratorio de las personas que golpea con más fuerza. Si bien las ayudas del Gobierno Nacional y local han estado en la línea correcta para evitar un alto número de contagios en todo el país, garantizar el abastecimiento mínimo a la población más vulnerable y, de manera paralela, tratar de mantener con vida a la mayor cantidad de empresas y empleo; no hay administración cuyas finanzas resistan de manera indefinida.

Por eso lo más sensato es que todos pongamos de nuestra parte y encontrar el equilibrio entre la eficiencia sanitaria y la actividad productiva. Las empresas con la aplicación de los protocolos de bioseguridad y los trabajadores con el cumplimiento estricto de las medidas que empiezan por el uso del tapabocas, el lavado de manos cada tres horas, la limpieza y desinfección de lugares de trabajo; el distanciamiento físico y el uso de medios alternativos de transporte para evitar aglomeraciones en el sistema masivo. Sólo así uniremos esfuerzos para contener el virus.

Desde AmCham Colombia seguiremos a disposición de nuestros afiliados, implementando nuevas herramientas acorde con la nueva normalidad y con el objetivo de que nuestra Comunidad AmCham salga fortalecida de este momento en el que todos dependemos de todos.

Please follow and like us: